Por Victoriano Martínez

El uso que se le suele dar al presupuesto por parte de una dependencia define con claridad las prioridades con las que se rigen.

Desde que en septiembre de 2020 comenzó el choque entre el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal Anticorrupción (SESEA) y el Comité de Participación Ciudadana (CPC), el principal diferendo se dio con relación a los altos sueldos pretendidos por los integrantes del primero, y la negativa de éstos para destinar recursos a la creación de los comités municipales del SEA.

Jesús Rafael Rodríguez López, secretario técnico del SESEA, citó para hoy a las cinco de la tarde a una sesión extraordinaria del Órgano de Gobierno del SESEA para analizar y aprobar el uso de los ocho millones de pesos que para este año le aprobó el Congreso del Estado a ese organismos.

En el documento que se analizará esta tarde se muestra que originalmente el SESEA pretendía 12 millones 844 mil 403.48 pesos, más del doble de lo que le autorizaron para el ejercicio 2020. Obtuvo el 37.72 por ciento menos, pero aun así su presupuesto anual aumento un 33.33 por ciento de 2020 a 2021.

Un presupuesto de casi 13 millones de pesos podría generar la expectativa de más recursos destinados a un combate real a la corrupción, pero en la distribución del mismo la prioridad reforzaba el diferendo con la representación ciudadana: el 45.52 por ciento sería destinado a sueldos en tanto que el 32.70 por ciento a las acciones propias del sistema.

Si de por sí con el pretendido presupuesto, el SESEA exhibió tener mayor prioridad por buenos ingresos para la nueva burocracia del Sistema, con la aprobación de 4 millones 844 mil 403.48 pesos menos de los esperados el resultado fue confirmar que primero están los jugosos salarios de los burócratas que atender las obligaciones que deben cumplir.

Así, el 45.52 por ciento sería destinado a sueldos se incrementó a un 54.01 por ciento, en tanto que el 32.70 por ciento de las acciones propias del Sistema se redujo a un 18.75 por ciento.

El caso más patético resulta el contrate entre el porcentaje del presupuesto destinado a los sueldo de los siete nuevos burócratas (54.01%) contra el porcentaje destinado a la Política Estatal Anticorrupción que es del 4.38 por ciento. Expresado de otra manera: es 12.33 veces más importante que siete burócratas tengan buenos ingresos a invertir en la Política Anticorrupción.

A pesar de tratarse del Sistema Estatal Anticorrupción, las confrontaciones y la información relacionada con las sesiones del órgano de gobierno del SESEA y los documentos involucrados son manejados por los integrantes del organismo como un secreto entre ellos: ¡ni al presidente de esa instancia la circularon la convocatoria para la sesión extraordinaria de hoy!

De no ser por filtraciones y las versiones de integrantes del propio Sistema que se sienten agraviados, nada se sabría sobre lo que ocurre en el SEA, en cuyo desempeño debería darse prioridad a la transparencia, y cada uno de sus actos ser anunciado públicamente con las opciones para que la ciudadanía sea testigo de ellos.

En la convocatoria distribuida sólo a los representantes gubernamentales del órgano de gobierno del SESEA aparece la dirección electrónica (URL) para acceder a la reunión vía Zoom, con el ID y el código de acceso.

Se trata de una reunión de un organismo público cuyas sesiones deben tener ese mismo carácter. Es por ello que a continuación se pone a disposición de los lectores de esta columna el hipervínculo para acceder a la reunión a las cinco de la tarde de hoy, con los datos para poder acceder, para quien quiera poner a prueba la hasta hoy ausente vocación de transparencia del organismo.

Copie la siguiente dirección electrónica o dé clic en ella para acceder a la reunión de Zoom:

https://us02web.zoom.us/j/85323039112?pwd=REIoT2s1YzdRdjhBYTk0NW1EZ0R4QT09

ID de reunión: 853 2303 9112

Código de acceso: 240930

Cada uno de los lectores interesado tendrá así la oportunidad de probar directamente hasta dónde se trabaja en el Sistema Estatal Anticorrupción en atención al interés de la ciudadanía… o simplemente se trata de una estructura más de simulación cuyo principal espacio de operación es la opacidad.