Astrolabio

Eduardo Delgado

Comisión legislativa del Congreso de la Unión someterá a consideración del pleno de la Diputación Permanente la aprobación de un punto de acuerdo para requerirles a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Dirección General de los Servicios de Salud, informes acerca de las denuncias interpuestas contra el Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto por la adulteración de medicamentos contra el cáncer, detectados en ese nosocomio.

En octubre de 2018 y en abril de este año, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) presentó dos denuncias ante la FGR por la alteración de medicinas.

Los legisladores de la Primera Comisión de Trabajo, Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia proponen solicitarles a la Fiscalía “un informe sobre el estado procesal” de las denuncias y a la Dirección General de los Servicios de Salud el reporte de las acciones implementadas contra las empresas involucradas en la adulteración.

En el apartado de antecedentes del dictamen asentaron que la Coepris detectó que las compañías a las que les fueron comprados los fármacos no se encuentran registradas como distribuidores autorizados.

Advierten en el dictamen, que deberá ser expuesto a consideración y aprobación del Pleno de la Diputación Permanente, que el consumo de medicamentos y otros productos farmacéuticos falsificados o procedentes de cualquier modalidad del comercio ilegal, puede generar efectos nocivos para la salud e incluso puede provocar muertes.

Por tanto, añadieron, dada la gravedad, es de suma importancia que ambas denuncias sean esclarecidas y a su vez castigados por la autoridad competente.

En ese tenor, plantean que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión pida a la FGR un informe sobre el estatus de las denuncias presentadas contra las empresas involucradas, “a efecto de fincar las responsabilidades” y “se sancione a los responsables”.

A+