13

Suiza, (1 de Abril).- El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró que las seis potencias mundiales llegaron a un acuerdo nuclear con Irán en los temas clave.

El responsable ruso dijo en declaraciones a la prensa rusa en Lausana, donde se celebran las negociaciones multilaterales con la República Islámica, que “ahora se puede anunciar con suficiente confianza que los ministros alcanzaron un acuerdo en los principales temas”.

“Hasta el final de junio los expertos tendrán que trabajar sobre los detalles”, agregó, en referencia al plazo final del 30 de junio, donde tiene que lograrse un tratado final que incluya aspectos técnicos, más allá del acuerdo marco (político) que debería cerrarse en las próximas horas.

El canciller ruso explicó que este principio de acuerdo será redactado durante la jornada de hoy, y posteriormente será anunciado a la prensa por el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y por la alta representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini.

“Un día muy importante acaba de terminar”, concluyó Lavrov.

En los últimos seis días, los altos representantes de seis potencias mundiales, Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, y Rusia, coordinados por la Unión Europea, han negociado intensamente en Lausana para alcanzar el mencionado acuerdo.

Las potencias buscaban tener certeza de que Irán no tendrá la capacidad técnica de hacerse con una bomba atómica, y Teherán desea que las fuertes sanciones que pesan sobre su maltrecha economía sean levantadas lo antes posible.

Desacuerdos sobre la investigación de enriquecimiento de uranio y el ritmo en el que serán levantadas las sanciones han retrasado un marco de acuerdo que sería el primer paso para poner fin a una disputa de 12 años entre Irán y Occidente y reducir el riesgo de otra guerra en Oriente Medio.

En declaraciones en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, dijo que sería mejor no tener un acuerdo si no es favorable.

Merkel aseguró que un avance sería una buena señal, pero se mostró cautelosa.

Fuente: El País