Amanda Watkins resume su fascinación con los Cholombianos en una simple frase: “Eran de lejos la gente más interesante en una ciudad tremendamente conservadora: Monterrey”.

Y gracias al interés de esta diseñadora de modas británica, la historia y estilo de esta particular tribu urbana de la capital del estado de Nuevo León, en el norte de México, son ahora objeto de un libro y una exposición en el barrio más “hip” de Londres: Shoreditch.

Cholombianos

Una vinculación especial con Colombia –empujada por la afición por la cumbia, que se popularizó en ciertas zonas de Monterrey a finales de la década de 1960–junto a la influencia de los “cholos” llegados de EE.UU. explican el nombre de Cholombianos.

Pero como evidencian estas fotos de Watkins, estos “punks tropicalizados” –como ellos mismos se han definido– han terminado desarrollando un estilo realmente único a través de sus peinados, ropas y accesorios, como sus escapularios.

Cholombianos
“Cuando empecé a viajar a México, en 2007, Monterrey era un ciudad bastante segura y conservadora. Daba clases de moda y un día vi a estos grupos de jóvenes que me parecieron tremendamente interesantes”, le contó Watkins a BBC Mundo.
Cholombianos
La diseñadora logró hacer amistad con un par de ellos. Y documentó su relación con los Cholombianos por un período de cuatro años. “La forma en la que han creado su propio estilo es tremendamente refrescante en una época en la que todo parece cada vez más homogenizado”, explicó.
Cholombianos
Según Watkins, a un Cholombiano se lo puede reconocer entre otras cosas por el cabello, pues han desarrollado un estilo muy propio, muy particular. “Rasuran parte de su cabeza y se dejan esas largas patillas”.
Cholombianos
Y aunque la influencia del hip hop puede verse en sus ropas de tallas extragrandes, también se caracterizan por elementos foloklóricos y religiosos. “Ellos lo personalizan todo en la medida que se lo permiten sus recursos”, dice Watkins.
Cholombianos
“Por ejemplo uno puede ver inmediatamente que este vestido fue hecho para este muchacho. No es algo que se pueda comprar. Tuvo que ir a comprar la tela, convencer a alguien –tal vez a una tía– que se lo cosiera”, destaca Watkins.
Cholombianas
Aunque, para la diseñadora, el elemento más interesante distintivo de los Cholombianos son sus particulares escapularios, que les sirven para anunciar su nombre y el del grupo al que pertenecen, para que los “sonideros” puedan saludarlos durante los conciertos de “cumbia norteña” a los que acostumbran asistir.
Cholombianos
“Aunque algo elusivos al principio, siempre fueron muy amistosos conmigo . Y aunque a menudo son empleados como chivos expiatorios para todos los problemas de Monterrey, nunca dejaron de posar alegremente para mi cámara”, contó Watkins.

La exposición Cholombianos estará en la galería RichMix de Londres hasta finales de agosto y viajará a México el próximo año.

BBC

Leave a Reply