Imagen tomada de internet

Antonio González Vázquez

El gobierno de Juan Manuel Carreras López avanza en la segunda parte de su sexenio y lo hace al vertiginoso ritmo de la muerte. Ya no solo es el número de crímenes sino también la brutalidad que marca su particular atrocidad. Ejecuciones en solitario o en su caso, homicidios múltiples. En estos días más que nunca, la violencia abraza a San Luis como el fuego que consume cuerpos primero masacrados y después incinerados. Aquí la crónica mensual de ejecutados que ofrece Astrolabio Diario Digital a sus lectores desde el arranque mismo de la administración de Carreras.

En el amanecer del día 27 de marzo, un pastor de ovejas en el municipio de Real de Catorce llevó su redil al campo a pastar. En la comunidad de San Cristóbal, mientras cuidaba a las cabras encontró entre los arbustos un cráneo humano y cerca de ahí una columna vertebral, así que como pudo, avisó a la policía. Personal de la Fiscalía encontró más restos en un diámetro de diez metros.

En un potrero del rancho El Sabinal del municipio de Aquismón, el día 27 de marzo, se descubrió una osamenta humana. Los restos estaban entre la maleza, cerca del camino que conduce a la comunidad de San José El Viejo. Según la policía alguien abandonó en ese lugar a la víctima que según su tarjeta de elector, tenía domicilio en el municipio de Tamuín.

Tres jóvenes jornaleros habían terminado su labor del día como cargadores de piloncillo en el municipio de Tanlajás. Siguieron bebiendo hasta que los alcanzó la madrugada del día 29 de marzo y cada uno tomó rumbo a su casa. Uno de ellos, Osiel, fue atacado con machete en una pierna; se desplomó y al poco rato murió desangrado. Sus compañeros aún lo vieron con vida, pidieron ayuda, pero el joven de 17 años de edad llegó sin vida al Hospital de Aquismón.

Hacia el mediodía del 29 de marzo, un hombre fue asesinado cuando transitaba por la acera de la calle Aquiles Serdán en el barrio de Tlaxcala. La víctima de unos 25 años de edad recibió cinco disparos de arma de fuego en distintas partes del cuerpo. Su agresor lo había seguido y a unos metros de la calle Moctezuma, le disparó en repetidas ocasiones.

En el anochecer del día 29 de marzo dos criminales asesinaron a un hombre y a su pequeña hija de 14 años de edad. El doble homicidio lo cometieron en la colonia Misión de Santiago en la capital del estado. Un hombre dedicado a vender autos usados, atendió a dos sujetos que mostraron interés por dos camionetas. Al abrirles la puerta, lo amagaron y luego lo hirieron con arma blanca y a la hija la estrangularon. Los dos cuerpos fueron descubiertos por la policía en la sala de la casa en la calle de Apostolado de la colonia Misión de Santiago. Los agresores también atacaron a la esposa del hombre de 32 años de edad, pero se desmayó y prefirieron huir.

Casi a la medianoche del día 30 de marzo la policía encontró los restos de un joven que había desaparecido desde hacía cinco días. En un a zona de profusa vegetación de la comunidad de La Cebadilla perteneciente al municipio de Tanlajás, personal del área de periciales recogieron los restos de quien en vida se llamaba Adán. Solo tenía 18 años de edad y tenía domicilio en Tanquián.

30 minutos antes de las 24:00 horas del día 2 de abril, en la zona metropolitana de la capital y Soledad de Graciano Sánchez, a mayor precisión, en el camino de San Juanico a la colonia Los Magueyes fue ubicado el cuerpo de un hombre asesinado. Sobre sus restos, sus victimarios dejaron una cartulina en la que se consignó que lo mataron porque era un ladrón. Según la Fiscalía General, se había recibido denuncia de que en Los Magueyes estaban linchando a un presunto delincuente, cuando arribaron las autoridades, el sujeto ya había muerto.

En el mediodía del 3 de abril, unos campesinos encontraron restos humanos en un descampado del municipio de San Ciro de Acosta. Al dirigirse a una parcela, vieron lo que parecía ser un cráneo humano y al acercarse al lugar y confirmarlo, avisaron a la policía. Elementos de la policía estatal en la Zona Media acudieron y luego éstos dieron parte a la Fiscalía General. Se trataba de los restos de un hombre originario de Lagunillas que había desaparecido hacía ya unos seis meses.

Poco después de las once de la mañana del día 4 de abril, la policía descubrió un cráneo humano en el tendido de las vías del ferrocarril México-Nuevo Laredo en el tramo que cruza por la Tercera Chica en el municipio de la capital. El cráneo fue ubicado entre la grava y durmientes de esa vía. Los restos fueron asegurados por personal de la Fiscalía para definir a qué persona corresponden y conocer además la probable causa de su muerte.

Una mujer de 35 años de edad fue asesinada en el municipio de Ébano. Sus restos, a los que su agresor prendió fuego, fueron encontrados en un camino solitario del ejido Ampliación Velasco. Por la mañana del día 6 de abril, unos campesinos descubrieron restos del cadáver que el fuego no alcanzó a consumir. Horas después, autoridades de la Fiscalía reportaron que el cuerpo correspondía a una mujer que tenía unos días desaparecida, y cuyo oficio, era el de mesera.

Por la mañana del día 6 de abril, a unos metros de la avenida Salk, en la capital del estado, la policía localizó el cuerpo de un hombre ejecutado. Estaba encobijado y habría sido abandonado en ese lugar durante la madrugada.

Junto a los escombros y basura a la vera de un camino entre Ciudad Satélite y el ejido El Panalillo fue ubicado por la policía el cuerpo de un hombre abatido mediante disparo de arma de fuego en la cabeza. La víctima no identificada en ese momento, presentaba el rostro cubierto con cinta adherente. El suceso, poco antes de las 8 de la mañana del día 10 de abril.

Cerca de la medianoche del 10 de abril, un campesino de la comunidad de Rancho Nuevo, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, descubrió en una nopalera el cuerpo sin vida de un hombre. Elementos de la Policía Metropolitana se presentaron en el lote ubicado en la calle Vallarta y encontraron el cadáver boca abajo, pero no fue identificado.

A eso de las cinco de la tarde del día 11 de abril, la policía estatal localizó el cuerpo de una mujer asesinada. Su cuerpo, herido a cuchilladas y probablemente rematada mediante estrangulamiento, estaba envuelto en una cobija; yacía entre los nopales y zarzas en un predio en la comunidad de Palma de la Cruz, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, donde hace más de dos años se decretó alerta de género. La víctima tenía 25 años de edad.

Al empezar a clarear el día 11 de abril, un hombre fue asesinado a cuchilladas cuando se dirigía a su domicilio en la colonia La Sierra en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. El cuerpo quedó tendido en el pavimento de la calle Sierra de Álvarez de donde personal de la Fiscalía lo recogió para trasladarlo al forense. Tenía 28 años y murió desangrado.

En una modesta vivienda de la comunidad de San José del Barro, municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Por la mañana del día 17 de abril, un sujeto armado forzó la puerta de la casa, ingresó y asesinó con arma de fuego a un hombre de unos 28 años de edad. Familiares dieron aviso a la policía municipal, pero cuando llegaron, el asesino había muerto y el agresor había huido con rumbo indeterminado.

Diez minutos antes de las nueve de la noche del día 18 de abril, fue localizado el cuerpo de un hombre que fue asesinado a cuchilladas. Los hechos, en una casa de la calle de Altamirano en el barrio de Tlaxcala. El cuerpo presentaba heridas profundas en el pecho y el vientre.

La Calle Primavera en el fraccionamiento Valle Verde está a oscuras y sin pavimentar. Por la noche del día 18 de abril, frente al número 190 de esa calle fue localizado el cuerpo de un hombre ejecutado. La cabeza estaba encintada y maniatado de pies y manos; presentaba disparo de arma de fuego en el rostro. Junto a los restos, los agresores dejaron un mensaje para acreditarse el crimen.

Viernes Santo. Ciudad Valles, San Luis Potosí. 20:30 horas. Colonia Antonio Esper. A tres hombres los mataron. Tres víctimas, un padre y sus dos hijos. Abatidos por sujetos armados que irrumpieron en su hogar en la calle Monte Blanco. La familia Domínguez se vistió de luto en un Viernes Santo del día 19 de abril. El padre tenía 57 años de edad y sus hijos 33 y 27. En el sitio del crimen la policía encontró dos cartuchos vacíos de armas calibre 40.

Un hombre fue asesinado en un solitario y lóbrego camino de la comunidad de San Carlos, municipio de Guadalcázar. Serían las diez de la noche del día 19 de abril cuando la policía de esa localidad recibió reporte de que al interior de una camioneta había un cuerpo sangrante. En el lugar, una camioneta de color verde con múltiples horadaciones de bala y dentro, recargado en el volante, un hombre sin vida.

Estaba por dar la medianoche del día 20 de abril y dos jóvenes convivían en la esquina de las calles Tacámbaro y Josefa Ortiz de Domínguez de la colonia Los Magueyes. En eso, pasaron varios sujetos y sin más los balacearon; uno murió y otro resultó gravemente herido. La víctima tenía 21 años de edad.

A medio camino entre las comunidades de El Retache y El Trigo en el municipio de Tamasopo un hombre fue asesinado a tiros. La víctima conducía una camioneta Ford Ranger y se encontró con una Ram de color blanco. Hicieron alto y los dos conductores empezaron a discutir hasta que uno sacó una pistola y acabó con el pleito. Los hechos, por la noche del día 21 de abril.

Cuatro hombres fueron abatidos por sujetos armados en la colonia General I. Martínez en la capital del estado. Pocos antes de las diez de la noche del día 24 de abril, un grupo de jóvenes pasaban el rato en la esquina de las calles Arquitos y Malinche; de súbito apareció un vehículo compacto y desde ahí, hombres armados abrieron fuego contra jóvenes de 21, 25 y 27 años así como a uno de 40 años de edad. Familiares de las víctimas llamaron de inmediato a los servicios de asistencia y los cuerpos fueron recogidos aún con vida, pero en distintos hospitales perdieron la vida.

Hacia el mediodía del 25 de abril, la policía localizó tres cuerpos de hombres asesinados en la colonia Lindavista en el municipio de Ébano. La Fiscalía General reportó que se iniciaron investigaciones a raíz de que se recibieron llamados de auxilio luego de que por la mañana se habían escuchado detonaciones de arma de fuego. Al acudir a la zona, elementos de la Policía Ministerial ingresaron al domicilio y vieron los cuerpos que habían sido masacrados horas antes.

Por la mañana del día 25 de abril murió un hombre de 51 años de edad que estaba internado en el Hospital General de Ciudad Valles luego de haber sido herido el pasado día 14 del mes en curso. En el incidente de aquella ocasión en el fraccionamiento El 21, ya había muerto un hombre de 50 años de edad. Se había reportado que hombres con el rostro cubierto habían entrado al domicilio y dispararon contra los presentes. El saldo, dos muertos y dos heridos.

Un hombre fue torturado y después ejecutado en el municipio de Rioverde. El cuerpo de la víctima fue ubicado por la policía como a las cinco de la tarde del día 25 de abril en una habitación de su taller de motobombas. Los asesinos allanaron la propiedad para luego quitarle la vida. La víctima de 61 años de edad fue torturada, le encontraron con la boca obstruida con un puño de estopa y estaba atado a la cama.