DESTACADO

Por: Diana López

Seguramente algo recordarás de tus clases de historia en la primaria, la secundaria… Esas clases que no explicaban cómo, con el paso de los años, la Tierra ha ido cambiando su superficie, los continentes han modificado su forma y muchas de las zonas que vemos actualmente eran muy diferentes hace miles de años. Muy pocos vestigios quedan de lo que fue la Tierra mucho, mucho antes de nosotros.

Tal es el caso de los agujeros azules del mar. Y en el reportaje del día, Astrolabio te comparte la siguiente información:

Estos agujeros provienen desde la era de hielo (Cuando Manny, Diego y Sid buscaban al padre del bebé que encontraron), donde el nivel del mar era muy inferior al que conocermos en el presente, entre 100 y 150 metros menos. Fue entonces cuando se formaron los agujeros azules a través de ríos que se encontraban en la superficie o bien a causa del agua acumulada por la lluvia. Esta agua se filtraba bajo tierra en forma de ríos subterráneos, formando una especie de cuevas de piedra caliza, hasta desembocar en el mar.

En la actualidad, estas cuevas reciben ese nombre por su aspecto desde el aire: un contraste maravilloso entre el azul oscuro de las profundas aguas del agujero y el agua cristalina de la zona que lo rodea.

Si quieres ver o bucear en alguno, puedes visitar la zona de las Bahamas, los alrededores de la Península de Yucatán; pero el más profundo se encuentra en el arrecife de Lighthouse de Belice Dean’s Blue Hole, que tiene una profundidad de 202 metros, y desde afuera, su circunferencia tiene la apariencia de una circunferencia casi perfecta de 30 metros de diámetro. Pero en su zona más profunda llega a los 100 metros de ancho.

Entre los profesionales del buceo, estos agujeros son muy populares, dado que en su interior se puede encontrar mucha diversidad de especies animales, desde bacterias hasta meros gigantes y varios tipos de tiburones, aunque éstos son más difíciles de avistar.

¿Qué dices? Ya tienes un pretexto para ahorrar, viajar o aprender a bucear… O todo junto. ¡Buenas noches!

1

2