Astrolabio

Leticia Vaca

La LXII Legislatura concluirá su periodo como una administración gris y sometida al Ejecutivo, describió el vocero de la organización Ciudadanos Observando, José Guadalupe González Covarrubias. 

A unos meses de que termine el encargo de las y los diputados que integran el Congreso del Estado, González Covarrubias recordó que se esperaban cambios trascendentes y que se impulsara la agenda ciudadana.

Sin embargo, lamentó que “se fueron tres años y la LXII Legislatura se va como gris, intrascendente, opaca y sometida al Ejecutivo. Se contaba con un grupo de diputados jóvenes o no etiquetados como los clásicos políticos, que fueron parte de la llamada coalición ‘Juntos Haremos Historia’, que tuvieron en sus manos todo para enterrar viejos vicios, acabar con el perverso reparto de puestos y comisiones como si fueran mercancía, detener el abuso y denunciar la corrupción”. 

Además mencionó que al llegar al Congreso, prometieron bajarse el sueldo, renunciar al seguro de gastos médicos mayores, pero “mes con mes se embolsaron de forma neta 104 mil 500 pesos, es decir tres mil 483 pesos diarios”.

De igual forma, enumeró algunos casos polémicos en los que se vieron señalados las y los diputados: el nombramiento de Jesús Conde Mejía como contralor interno, quien renunció luego de que integrantes de organizaciones ciudadanas manifestaran su rechazo. 

“La imposición de Martha Elva Zuñiga de negros antecedentes en la Oficialía Mayor de Gobierno del Estado. La protección que le dio el diputado Rolando Hervert para mantenerla en el puesto, le costó muy caro, cuando tuvo que ser destituida por diversos problemas en la coordinación de finanzas”, recordó. 

También señaló que Hervert Lara tenía de aviador a Rafael Solorio Zapata (suegro del diputado federal Xavier Azuara), como pago de favores políticos.

Además del caso de la diputada Alejandra Valdés Martínez, quien fue denunciada penalmente y a quien se le acusó de colocar como asesores a familiares y allegados, así como la polémica del diputado Mario Lárraga Delgado, denunciado por acoso sexual y laboral por una empleada del congreso y por la diputada Paola Arreola.

Por último, señaló el caso de “el chavo banda”,  al referirse al diputado Pedro Carrizales Becerra, mejor conocido como ‘el Mijis’, pues fue un “fenómeno mediático y su impacto tuvo dimensiones internacionales y nacionales. Lamentablemente se fue perdiendo y luego sus escándalos fueron los que se llevaron las ocho columnas, y no su desempeño legislativo”.