Angélica Campillo

La madre de Mía y su pareja sentimental fueron trasladados al Centro de Reinserción Social de La Pila luego de haberse cumplimentado las órdenes de aprehensión respectivas por su presunta participación en la privación de la vida de la niña.

El Fiscal General del Estado, Federico Garza Herrera, refirió que la madrugada de este viernes 10 de julio la Fiscalía General del Estado (FGE) ejecutó dos órdenes de aprehensión: una en contra de Irma N., de 18 años, la madre de Mía, por homicidio y por privación de la libertad por un particular, mientras que la orden que se giró en contra de su pareja sentimental, Martín Gerardo N., de 32 años, fue por feminicidio y también por desaparición de particulares.

Apuntó que estas órdenes de aprehensión se obsequiaron por el juez como consecuencia de diversas acciones que llevó a cabo la vicefiscalía de Derechos Humanos, a través del área respectiva, y en ese contexto aseguró que la FGE habrá de hacer todo lo que esté de su parte para evitar que el delito quede impune y que quienes llevaron a cabo estos hechos obtengan la sanción que por ley les corresponde.

Garza Herrera manifestó que, derivado de la ejecución de la orden de aprehensión, ambos fueron puestos a disposición del juez de control y trasladados al penal de La Pila, en espera de que se lleve a cabo la audiencia donde se solicitará su vinculación a proceso.

Mencionó que la FGE tiene la confianza suficiente de que existen elementos para llevar a cabo la vinculación a proceso de estas dos personas, y en su momento habrán de justificar plenamente su participación en la privación de la vida de la menor.

Cabe recordar que el pasado 6 de julio de 2020, se inició la búsqueda de una joven y su hija de un año de edad, luego que fueron reportadas como desaparecidas desde el 3 de julio de 2020, por la madre y abuela de las mismas.

Luego de ello, el 7 de julio por la noche, la mujer llegó a su domicilio manifestando que su hija ya no se encontraba con ella, debido a que se la había llevado un taxista y supuestamente su vida corría peligro, por lo que acudieron a la FGE a denunciar el hecho, y en ese momento se activó una Alerta Amber.

Se dio a conocer que no hubo información precisa en el dicho de la mamá de la niña en el curso de las investigaciones, sin embargo tras las investigaciones se obtuvo que la menor se encontraba semienterrada en un predio de la localidad La Esperanza, en el municipio de Villa de Zaragoza, lugar en donde fue localizada las primeras horas del 8 de julio del presente año.

Posteriormente, el cuerpo de la menor fue llevado al Servicio Médico Legista (Semele) en donde la necropsia reveló que contaba con traumatismo craneoencefálico y diversos golpes.