Astrolabio

Leticia Vaca

Maestros de educación especial afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Sección 26, denunciaron represalias por no aceptar reacomodos en sus áreas de trabajo.

Juan Manuel Lara Lugo, docente y abogado de las víctimas, detalló que en el ciclo escolar 2018-2019, 120 maestros de educación especial fueron cambiados de sus puestos: “muchos compañeros se movieron de sus centros de trabajo y a medio año les dicen que todo se va a deshacer porque estos reacomodos fueron ilegales”, narró.

Aseveró que han sido acosados a tal grado que se les dice “si no aceptan esos cambios, quedas fuera del servicio”.

Explicó, además, que acudieron con el secretario de Educación, Joel Díaz Ramírez, pero no hubo respaldo. “Nos dijo que eso lo veía el sindicato, pero fuimos maltratados por nuestro secretario de la Sección 26, Alejo Rivera Ávila”, abundó.

Consideró que estas acciones se pueden interpretar como un despido injustificado, ya que por los cambios se perdió el derecho de estabilidad, y la alternativa sería pelear ante los tribunales, sin embargo señaló que “mínimo en un tribunal nos tardamos un año en el proceso ordinario, y un año en el juicio de amparo; nos mandan a la pobreza durante dos años”.

De los 120 docentes afectados, refirió, sólo seis han continuado con la lucha, pues por temor a perder su trabajo, casi todos cedieron ante las amenazas. “Cualquier situación que llegara a pasarnos, hacemos responsable al secretario de Educación”, advirtió.

Cabe destacar que también pidieron la intervención de Juan Manuel Careras López, gobernador del estado, este asunto.

A+