Aunque para muchas personas esto puede parecer una broma, la realidad es que actualmente hay hombres que son maltratados física y psicológicamente por sus parejas, sin importar la edad, ocupación u orientación sexual.

En México se estima que 1 de cada 3 víctimas de violencia doméstica son hombres, sin embargo, las cifras no son claras debido a que en su mayoría ellos no denuncian por vergüenza o se enfrenta al escepticismo de la policía.

Algunos de los maltratos pueden consistir en: abusos verbales, humillaciones, calumnias, infamias, golpes o amenazas.

Es por eso que si te si te encuentras en esta situación te suguerimos lo siguiente:

1.- Habla del problema con alguien de confianza. Además de poder desahogarte, el hecho de contárselo a otra persona te permite tener un testigo que te pueda dar soporte a futuras acciones que puedas tomar.

2.- Salte de tu casa. Cuando sientas que se va a producir una situación violenta, lo ideal es salir del hogar, pero si crees que tus hijos corren peligro llama a la policía.

3.- Obtén pruebas del maltrato. Además de denunciar los hechos, muestra pruebas de las heridas que puedas tener y deja que un médico legistate cheque.

4.- No tomes represalias. Si tu pareja te está maltratando físicamente, sal de casa, pero nunca respondas a esa violencia. Si ella te denuncia tienes to das las de perder.

5.- Busca asesoramiento. Es importante pedir consejo legal en caso de que pueda surgir algún imprevisto y no saber qué hacer.

6.- Busca ayuda con tu familia y amigos, terapias o grupos de apoyos; te pueden ayudar mucho a sobrellevar esos problemas. Seguro que en los grupos te sorprendes en descubrir que hay algún que otro caso de violencia contra el hombre.

7.- Recuerda que puedes pedir ayuda en todas las procuradurías del país en atención a víctimas de violencia familiar y que todos los servicios son gratuitos.

 

Leave a Reply