16

París, Francia, (13 de Abril).- Este domingo se celebró el Maratón de Paris. Se registraron para correr 150 mexicanos,  sin embargo algunos se quedaron dormidos, llegaron desvelados y deshidratados, cancelaron su ida por el aumento del precio del dólar, vendieron tamales oaxaqueños o se durmieron en la estación del metro cobijados con periódicos y cartones.

Edith Varela, poblana, arribó al aeropuerto de Londres Heathrow para encontrarse con que los pilotos franceses entraron en huelga laboral y cancelaron todos los vuelos a Paris.

Sin teléfono celular, conector de batería, manejo perfecto del idioma o conocimiento de la ciudad se bajó del avión y peleó hasta conseguir el primer tren disponible –carísimo, de 3 mil 800 pesos por dos horas de ida, saliendo el viernes a las 5:40 am- hacía Paris.

Ella y Ulises y Tania, maratonistas de Cabos San Lucas se mantuvieron despiertos toda la madrugada, con todo y maletas, alimentándose con en la estación maloliente de Londres St Pancras junto con otros 40 maratonistas.

No tuvimos ni comida, ni hidratación o sueño apropieada hasta una noche antes del maratón”, dijo la poblana que “se defendió a toda costa, aunque no hable bien inglés’.

Armando Romo, chilango, se llevó a la novia, hermana y a la amiga de la hermana desde México e Italia para que le fueran a echar porras: “con mi falda turquesa con bordados de flores-indígenas hasta me tomaban fotos los periodistas güeros en el metro de Paris”, dijo su hermana Marianela.

Esta familia, que gastó entre 30mil y 50 mil por persona, no se quedó en un hotel, ni con familia, ni en casas de huéspedes, sino que al igual que familias de Guadalajara, Monterrey y Aguascalientes, utilizaron el sitio de internet AirBNB, donde parejas solteras rentan cuartos disponibles por cortos periodos de tiempo a una fracción del costo del mercado.

El tapatío Mario Casillas corrió por cuatro horas frente a un maratonista encuerado. La banda de Roberto Delgadillo corrió, porque no, con máscaras de luchadores de lucha libre mexicana. Evelyn de la Cruz reconoció que “le pegó el cansancio de (tanta) turisteada” y se retardó 4 horas y 30 minutos en terminarlo. Claudia y Laura Monroy corrieron por la mujer que les dio la vida.

La organización del Maratón fue perfecta. El calor los afectó. Un 25% de los 41 mil 342 participantes del Maratón #39 de Paris son mujeres de 150 países. El coronel mexicano Daniel Chávez Razo, agregado militar de la Embajada de México en Paris, honró a su patria finalizando el maratón en 3 horas y 42 minutos, mejor posicionado que el 75% de los otros franceses participantes.

Gustavo Iriarte cosió una bandera mexicana a la camiseta número 8828 con la arribó en el lugar 4124 en su sexto maratón que ha corrido en casi tres décadas. Fue acompañado por Marysol Sánchez, restaurantera de Mestizo, en Londres, quien dedicó su maratón para recolectar 16 mil pesos para una fundación de niños con cáncer mediante Virgin Money Giving (goo.gl/Hqj52E).

Sin embargo, no todo fue felicidad.

Dos mexicanos, Juan Hernández, de 39 años, que corre en el Parque Gandhi en el Distrito Federal y Ana Gutiérrez, del Parque Metropolitano en Guadalajara, dijeron que pagaron mil 500 pesos de inscripción, pero no tuvieron dinero para comprar el boleto de avión “nos subió el precio del dólar, el boleto de avión se disparó, perdimos nuestro lugar y nuestra oportunidad”.

Excélsior es el único medio mexicano que ha enviado uno de sus reporteros a cubrir el #39 Schneider Electric Paris Marathon. Ayer se reportó la creación de la campaña “Je cours pour la paix au Mexique” donde los maratonistas mexicanos portaron una estampa con un logo que lee, en español y en francés, “Yo corro por la paz en México”, durante los 42km del Maratón, mostrando ante miradas extranjeras la creciente inseguridad que se vive en nuestro país.

Este proyecto “es independiente a cualquier partido u organización política. Apenas somos un grupo de mexicanos concernidos por la actual situación. Queremos expresar nuestro apoyo y hacer un llamado a la paz en nuestro amado país que ha sido golpeado por la creciente violencia”, reportó ayer en exclusiva Excélsior (goo.gl/igVSto)

Por otra parte, un ciudadano de Kenia, Mark Korir, ganó la versión varonil en 2h05 minutos. La mujer etíope  Meseret Mengistu lo realizó en 2 horas y 23 minutos. De los primeros 19 ganadores todos son competidores de estas dos naciones.

Irónicamente, los ganadores #10 y #12, respectivamente, representan al orgullo Francés… pero sus nombres denotan que son hijos de inmigrantes Árabes o Africanos.

La Embajada de México en Paris apoyó a los maratonistas gracias al tiempo dedicado por la también corredora Mar Gómez Villalon.

Fuente: Excélsior