Astrolabio

tuxtla1

 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (09 de febrero de 2016).- El Arzobispo Fabio Martínez Castilla afirmó que el papa Francisco encontrará en Chiapas un pueblo que sufre y necesita consuelo, iluminación y, sobre todo, esperanza, “pero también va a encontrar un pueblo bien dispuesto a hacerle caso. Creo que por eso hay mucha esperanza en nosotros”.

El lunes próximo, el Papa oficiará una misa ante miles de indígenas en San Cristóbal de las Casas, donde 75% de su población (11 millones de personas) pertenece a pueblos originarios, además de ser una zona en la que prevalecen altos índices de pobreza y marginación.

Se espera que una parte del mensaje sea dedicado también a los migrantes, otro de los sectores vulnerables que enfrentan el día a día en suelo chiapaneco.

Además, el papa Francisco llegará a una entidad federativa con 76.2% de su población en condición de pobreza, es decir, casi cuatro millones de habitantes, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Martínez Castilla agregó que durante el encuentro del próximo 15 de febrero con indígenas y familias en Chiapas, el papa Francisco va a generar un nuevo despertar en todos, porque él “construye desde la bondad que hay en cada pueblo y en este caso somos un pueblo con nuevo despertar para el estado de Chiapas”.

No obstante, el arzobispo de Tuxtla Gutiérrez afirmó que la visita papal no es para cambiar la realidad de un pueblo o de un estado, porque no es una situación en donde Dios tenga que ver, “si no que es por culpa de los que estamos vivos y es por ello que el Papa nos viene a decir que no es suficiente hablar, sino comprometernos. San Antonio de Padua decía que ya es tiempo que callen las palabras y que hablen las obras; eso es para todos”.

Esta entidad federativa de cuatro millones 796 mil 580 habitantes es la que menos católicos tiene entre todos los estados del país: 58.3% de su población (dos millones 796 mil 685 personas) es católica, cuando la media nacional es 83 por ciento. De esta manera, 41.7% de los chiapanecos no es católico.

Para Ibrahim Checheb, líder en Chiapas de la iglesia musulmana, la visita de Francisco a San Cristóbal y Tuxtla Gutiérrez servirá para coadyuvar a la paz y la tolerancia entre diferentes religiones.

“En nuestro estado es necesario trabajar en la tolerancia, porque hay comunidades donde se reflejan las diferencias religiosas. Hemos sabido de casos en municipios como Las Margaritas, la Trinitaria y otros donde los ánimos se confrontan por profesar una religión diferente.

“Los pueblos del estado deben estar atentos a la visita, escuchar a profundidad su mensaje, que debe ser el de la paz. Sería muy bonito que volviera la práctica de paz en esta sociedad”, añadió.

La población católica en el estado, dice a su vez Fabio Martínez Castilla, está inquieta, pero “él (el papa Francisco) quiere que seamos una población católica que viva en Cristo. Por lo que no importan las matemáticas, sino el punto de vista religioso, y hay que escucharlo con los oídos y el corazón”.

El arzobispo de Tuxtla Gutiérrez asegura que el Sumo Pontífice no vendrá a hablar de otro tema que no sea del Evangelio. “El Papa está centrado en el Evangelio. No viene a hablarnos de tendencias, sino del encuentro con Jesús, que es el que cambia la vida”.

De todas partes.

Al encuentro de Francisco con pueblos indígenas en territorio chiapaneco se tiene confirmada la presencia de representantes de etnias del país como mazahuas, otomíes, mayas, quetzales, nahuas, mazatecos, kanjobales, purépechas, zapotecos, triquis, cuicatecos, mixtecos, totonacos, mixes, quichés, chontales, choles de Tabasco, tiquisistecas de Tehuantepec, tlapanecas de Tlapa, otomíes del Estado de México, chinantecos, mazatecos y zoques, entre otros.

El sacerdote mexicano Guillermo Gutiérrez, que presta servicio en el Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano, dijo a principios de febrero que el Santo Padre recordará en Chiapas la “deuda histórica” de México para con los indígenas cuando visite San Cristóbal de las Casas, una de las zonas que calificó como de las “más protestantizadas” del país.

Para el investigador de la Universidad Autónoma de Chiapas y de la Universidad Intercultural de Chiapas, Fernando Gómez, es un estímulo, un aliciente y un incentivo para los pueblos y comunidades que el papa Francisco haya autorizado usar lenguas indígenas para la misa en San Cristóbal de las Casas.

Apenas el domingo pasado, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, informó que el Pontífice entregará una autorización oficial para el uso de lenguas indígenas en la liturgia católica, misas y otras ceremonias.

Tránsito de alto riesgo.

El sacerdote mexicano Guillermo Gutiérrez dijo que el Papa “(abordará) también el tema de los migrantes, de toda esta gente que debe dejar su tierra para buscar mejores oportunidades, dejando la propia familia y la propia cultura. México no sólo es exportador de migrantes sino también receptor”, indicó.

Ramón Verdugo, de creencia evangélica, afirmó que las tasas de prostitución de menores de edad en la zona de Tapachula no han disminuido, sino que crecen año con año, al tratarse de niños y niñas que provienen de países centroamericanos, ya sea solos o acompañados y se quedan, obligados, en territorio chiapaneco, donde sufren abusos y todo tipo de violaciones a sus derechos.

Paralelo a ello existe aún la presencia de las pandillas o Mara Salvatruchas que explotan sexualmente a los menores.

Por si fuera poco el acoso de estas bandas organizadas, los migrantes enfrentan la persecución en las vías del tren no sólo de las autoridades, sino también de todo tipo de delincuencia.

“Luego está el tema de la violencia y el narcotráfico. No se entiende cómo en un país tan católico y con valores tan arraigados existan todas estas expresiones de violencia que nos llaman a todos a un examen de conciencia”, agregó a su vez el sacerdote Guillermo Gutiérrez.

La visita papal a Chiapas “será una jornada dedicada a los indígenas, pero también a la frontera de ingreso a los migrantes, porque México es un gran espacio de paso del sur y Centroamérica hacia el norte”, comentó en tanto Lombardi.

Simbólico.

El papa Francisco también llegará a Chiapas con un mensaje especial sobre la importancia de vivir y conservar la vida en familia, que pronunciará el mismo día en Tuxtla Gutiérrez.

A su llegada al estado le entregarán un bastón de mando los indígenas zoque Rósemberg Juárez y María Antonia Juárez, quienes tienen 65 años de casados.

Fuente: Excélsior.

 

Leave a Reply

A+