Astrolabio

Barack Obama,

Ciudad de México (18 de mayo de 2015).- Felipe Gómez del Campo tenía 16 años cuando comenzó a trabajar en un proyecto escolar sin saber que su empeño lo llevaría  a ser reconocido por el presidente Barack Obama como uno de los jóvenes emprendedores.

“Afortunadamente no quemé la casa”, dijo el joven, originario de la Ciudad de México, al recordar que hace cinco años, con un mechero y una fuente de alto voltaje en el patio de su casa, inició el proyecto que hoy lo perfila como un empresario. Actualmente tiene 21 años y estudia en la Universidad Case Western Reserve, en la ciudad de Cleveland Ohio; preside ya su propia compañía, FGC Plasma Solutions, con la que espera volver eventualmente a México para apoyar a otros jóvenes.

Gómez del Campo desarrolló una tecnología que ayudará a reducir el costo de combustible en los aviones: “Lo que se puede hacer con este tipo de tecnología es reducir por un lado los costos de combustible hasta en un 10%, y reducir emisiones contaminantes hasta en un 20%”, explicó.

Dijo que lo que le permitió llegar a estas alturas, fue haber contado con una amplia y fuerte red de apoyo en el país norteamericano, lo cual hace falta en México.

“A mí me encantaría ver que este tipo de cosas puedan suceder en México; faltan conexiones con centros de investigación como universidades. Falta inversión, protección de derechos de autor”.

Sin embargo, se dijo emocionado por acciones como el temprano desarrollo de la industria aeroespacial en Querétaro, mediante un acuerdo de cooperación entre el gobierno y la empresa Bombardier, de origen canadiense. “Creo que en parte, es una muestra de que esta industria comienza a crecer en México. Lo que se debe de hacer es abrir ese tipo de espacios a los emprendedores, para darles la facilidad de llevar tecnologías de laboratorio al mercado”.

También resaltó la importancia de un mayor impulso para promover y ampliar el acceso de más jóvenes a carreras de ingeniería.

Fuente: Animal Político.

Leave a Reply