Astrolabio

Leticia Vaca

El diputado Pedro César Carrizales Becerra, El Mijis, presentó el día de ayer una solicitud a los integrantes de le la Junta de Coordinación Política (Jucopo), para que desistan de la intención de destituirlo como presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Género. 

“La JUCOPO debe desistirse de la acción pretendida, en virtud de que es del todo improcedente en términos Constitucionales y normativos, ya que su falta de sustento legal no es más que un atentado directo y flagrante a mis derechos políticos reconocidos en la Constitución Federal, Estatal, en las Tratados Internacionales suscritos y ratificados por el Estado Mexicano y las leyes que instrumentan al Poder Legislativo de nuestro Estado”, se lee en el documento entregado al presidente de la Jucopo, Rolando Hervert Lara. 

Además, citó el artículo 82 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, en la que se señala que entre las atribuciones de la Jucopo está el proponer al Pleno, a los integrantes de la Directiva y de las Comisiones, la situación de los mismos cuando exista causa justificada.  

Ante ello, Carrizales Becerra justificó que su posible destitución es por acuerdos políticos y no hay motivos legales que avalen esta decisión: “a final de cuentas ellos son los que se están exhibiendo; mis faltas en Pleno están justificadas y la ley marca que la Comisión sólo debe sesionar una vez al mes; somos de las comisiones que más sesiona”. 

Advirtió que, en caso de que de que el Pleno avale su destitución, analizará interponer un recurso legal. 

En el documento también agregó que “para que la Jucopo realice la solicitud de mi remoción de la Comisión que presido, no solamente debe hacer valer sus motivos políticos y personales, sino que debe justificar en términos normativos en el origen de mis obligaciones y consecuentemente señalar las faltas u omisiones que he cometido como presidente de la Comisión para que pueda justificarse la necesidad de mi remoción”.

A+