Astrolabio

Abelardo Medellín

Los trabajadores de la compañía minera Santa María, ubicada en el municipio de Villa de la Paz, iniciaron un paro de labores para exigir que la empresa respete sus prestaciones y realice un pago de utilidades justo.

Desde la tarde del 24 de mayo, un grupo de más de 600 mineros ocuparon los terrenos alrededor de la empresa y denunciaron, ante los medios de comunicación, que el reparto de utilidades no es justo ni está apegado a la ley.

Según algunos de los manifestantes, las utilidades que ha ofrecido la empresa por trabajador apenas superan los 200 pesos, mientras que en otras minas del país que tienen menos producción, las utilidades entregadas fueron de 600 mil pesos.

Los mineros expresaron que el descontento se debe principalmente a que ahora han solicitado la entrega de utilidades de acuerdo a la ley, pago que en años anteriores nunca se hizo.

Además, explicaron que en el pasado, la mina solo les pagaba un bono de compensación, pero ahora el bono se les quiere retirar a cambio de solo pagarles las utilidades.

Tras horas de manifestación, una comitiva que se reunió con los directivos de la mina, informó a los manifestantes que no se llegó a ningún acuerdo, motivo por el que solicitaron la intervención de los gobiernos estatal y federal.

Asimismo, un comité de los trabajadores buscaron la tarde de este miércoles apoyo en las oficinas de la Secretaría del Trabajo de Gobierno del Estado.

Hasta ahora, la ocupación de los trabajadores ha sido pacifica, pero la directiva de la mina amenazó que si los trabajadores no volvían pronto a sus espacios de trabajo, todos serían despedidos.

En redes sociales, ciudadanos del Altiplano recordaron que entre 1991 y 1992 hubo una huelga similar en la mina de la Paz, en la cual, al igual que como hicieron ahora, se bloqueó la entrada de la mina y se restringió la salida de camiones.

A+