Carlos Rubio

Hace casi dos meses la doctora Mónica Liliana Rangel Martínez llamaba a los potosinos a quedarse en casa para frenar los contagios por Covid-19, hoy a la media noche, aglomeró a más de 150 personas en la Plaza de Aranzazu para arrancar su campaña como candidata a la gubernatura de San Luis Potosí por Morena.

Pese a que, durante su discurso de arranque de campaña, Mónica Rangel dijo que por la pandemia deberán hacer “las cosas diferentes” y pensar en herramientas que les ayuden a llegar a mayor población sin ponerlos en riesgo, minutos después de la media noche se rompieron todos los protocolos de sanidad establecidos para su evento.

El pasado viernes 19 de febrero, Rangel Martínez no acudió al Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac) a registrarse como candidata oficial de Morena, argumentando que había una pandemia y que no se deberían realizar actos masivos que pongan en riesgo a la gente. En ese entonces negó el no haber acudido por miedo a las protestas en su contra que se habían anunciado un día antes.

“Siempre voy a ser muy congruente: soy médica, soy salubrista, estuve al frente de la pandemia”, decía Mónica Rangel aquel día en el que no acudió a las instalaciones del Ceepac como todos los demás candidatos a oficializar su registro.

Durante su discurso la doctora se encontró rodeada de una veintena de servidores públicos, simpatizantes y militantes morenistas, entre los que destacan la senadora Margarita Valdez Martínez, el senador suplente, Alejandro Rojas Díaz Durán, los diputados federales Edgar Méndez Bautista, Estela Núñez Álvarez y Julieta García Zepeda, además de los diputados locales Pedro Cesar Carrizales Becerra “El Mijis”, y María del Consuelo Carmona Salas.

Cabe destacar que esta vez Antonio Lorca Valle fue presentado como el coordinador de campaña de Mónica Rangel, quien anteriormente había sido presentado como dirigente del partido, dejando lugar a especulaciones sobre una posible destitución del dirigente estatal Sergio Serrano Soriano.

“No vamos a perder ni un minuto para empezar a escucharlos, para empezar a trabajar. Desde este momento empezamos a trabajar con la gente”, fueron las primeras palabras de Rangel Martínez encabezando a Morena para las próximas elecciones del 6 de junio donde buscará convertirse en Gobernadora de San Luis Potosí.

La doctora centró su discurso en las mujeres, comentando que ella será su portavoz y la encargada de abrir la brecha para brindarles espacios, oportunidades y apoyo. También se comprometió a coordinar acciones con el Gobierno Federal y a trabajar de la mano del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “porque es un hombre de bien, es un hombre de palabra y caminará con nosotros”.

Reiteró su intención de implementar un programa de apoyo económico a las mujeres y se comprometió a que “nunca más una mujer camine sola por la calle y pueda ser agredida. Nunca más una mujer muerta. Nunca más una mujer desaparecida. Nunca más una mujer golpeada”.

En ese sentido, también se comprometió a impulsar la inversión pública y privada para la creación de empleos y a combatir de frente la seguridad y la delincuencia, “la paz solo se consigue con justicia. Nunca más en San Luis Potosí vamos a permitir que nos maten a un potosino en la calle enfrente de su familia”.

La noche fue amenizada con algunas canciones con la letra cambiada en apoyo a Mónica Rangel: “La doctora trabaja, pero no pide moche”.

Durante el evento también intervino Alejandro Rojas Díaz Durán, quien afirmó que la doctora Mónica Rangel representa lo más importante del país: las mujeres. La llamó “la mejor aliada” de López Obrador. Y dijo que ella es quien “representa los mejores y profundos anhelos de la Cuarta Transformación”.

“El Mijis” también habló a través del micrófono para comentar que se unió al proyecto de Rangel Martínez porque le dijo que apoyaría a los “chavos banda”, sector al que ha representado Carrizales Becerra desde su llegada al Congreso del Estado y quien está en miras de convertirse en diputado federal por la vía de representación proporcional.