Antonio González Vázquez

Como cada día 26 de cada mes desde el primero del sexenio de Juan Manuel Carreras, este diario presenta la Crónica de Ejecutados, suma de crímenes que ilustran el paisaje de violencia que vive la entidad. Son además casi dos meses de gobierno de las nuevas administraciones municipales. Todos prometieron paz y tranquilidad, pero la muerte sigue tan presente como siempre.

Cruel paradoja: en la calle Camposanto de la colonia Tercera Grande fue abandonado el cuerpo desmembrado de un hombre. A las ocho de la mañana del día 27 de octubre, vecinos de esa calle que más bien parece un despoblado junto al tendido de vías de ferrocarril avisaron a la policía que alguien acababa de ver trozos sangrantes de una persona. La policía y militares acudieron al lugar y en efecto, ubicaron dos bolsas con restos humanos, una cubeta con residuos de sangre y en un baldío la mitad inferior del cuerpo.

Como a la una de la mañana del día 27 de octubre, al amparo de la penumbra que cubría las calles del fraccionamiento Jacarandas, fue asesinado a puñaladas un hombre de unos 30 años de edad. Según la policía, se habría tratado de un intento de asalto. La víctima al defenderse, fue masacrada; su cuerpo cayó víctima de las heridas mortales a mitad de la calle Nerinas de esa colonia en la capital del estado.

En el atardecer del día 27 de octubre, unos sujetos armados asesinaron a un hombre en la esquina que une el Libramiento Oriente y la Carretera a Ríoverde en el tramo del municipio de Soledad de Graciano Sánchez. La víctima salía de una tienda de abarrotes cuando fue atacado, de modo que sacó también una pistola para responder, pero fue abatido con tres disparos. Su cuerpo se desplomó y quedó tendido en la acera, de modo que cuando llegó la policía ya había muerto. Junto a él, quedó la pistola con que intentó defenderse.

En un baldío en despoblado del municipio de Soledad de Graciano Sánchez fue ubicado el cuerpo de un hombre de 35 años de edad; presentaba heridas por arma de fuego en la cabeza. Era la mañana del día 28 de noviembre cuando la policía rescató el cuerpo de entre las zarzas y magueyes donde ya se descomponía. Tenía al menos cinco días tirado en ese lugar.

En el lánguido anochecer del día 30 octubre fue asesinada una mujer. Una joven madre de dos hijos y de tan solo 25 años de edad fue agredida. Una de sus hermanas la estaba buscando afanosamente desde la media tarde pues no había pasado a la escuela a recoger a sus hijos. Entonces se preocuparon porque tampoco la ubicaban al teléfono, así que fueron a su domicilio en la calle Suecia en el fraccionamiento Seminario la Misión 2000, los familiares de la víctima encontraron bajo la cama el cuerpo sin vida; primero fue agredida sexualmente y luego la ahorcaron, aunque también presentaba un golpe muy severo en la cabeza y lesiones en su cuerpo.

Hacia el mediodía del 30 de octubre de la cabecera municipal de Tanquián, desapareció un hombre de oficio estilista; sus amigos le decían “Lupito”. Ya en el ocaso del día, su cuerpo fue descubierto en la cajuela de un automóvil en la carretera que comunica con El Corozal, municipio de Veracruz. Los asesinos intentaron desaparecer todo indicio del crimen y le prendieron fuego al vehículo, pero no se quemó por completo. Las autoridades ministeriales confirmaron el asesinato, pero en su descargo, dijeron que ocurrió en Veracruz, aunque a la víctima desapareció en Tanquián.

A las diez de la noche menos 15 del día 31 de octubre, vecinos de la Unidad Habitacional Pavón en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, se habían congregado para abrir a los fieles una modesta iglesia a San Judas Tadeo. La gente se entregaba a las oraciones ante un altar en la Plaza de La Gruta y de pronto, vieron a sujetos armados que habían descendido de un vehículo quienes apresuradamente buscaron entre los presentes y encontraron a su víctima y la acribillaron. Iban por un hombre llamado Andrés quien había intentado huir pero las balas lo alcanzaron y murió.

A eso de las siete de la mañana del día 03 de noviembre, en una vereda cerca del camino que conduce al ejido El Tamunal en el municipio de Ciudad Valles fue descubierto el cuerpo sin vida de un joven de unos 22 años de edad. Sus agresores, lo obligaron a arrodillarse, ya lo tenían atado de las manos a la espalda con cinta canela y le taparon la cabeza con su camiseta y luego de dieron dos disparos en la cabeza. El cuerpo quedó en esa posición, arrodillado y con la cabeza descansando en el suelo entre hojas y guijarros.

Dos hombres armados y vestidos de negro descendieron de su vehículo cuando el juez auxiliar del ejido El Trigo, municipio de Tamasopo llegaba a su casa. Eran las siete de la tarde del día 8 de noviembre y nada más lo identificaron, de inmediato le dispararon y le dieron muerte; tenía 55 años de edad. El cuerpo quedó tendido a unos metros de su domicilio.

Corrían las ocho de la noche del día 8 de noviembre cuando hombres armados se apostaron afuera de las instalaciones de un antro en la avenida Los Pinos en la colonia El Polvorín en la zona metropolitana de la capital y Soledad. Cuando avistaron al sujeto que buscaban, lo acribillaron. Era un hombre de unos 28 años de edad a quien apodaban “El Chofo”.

En el amanecer del día 9 de noviembre, en un predio en la calle Prolongación Vallejo, esquina con Flor de Canela, fueron localizados los cuerpos de dos hombres. Estaban boca abajo, tenían atadas las manos con cinta  por la espalda y presentaban disparo de arma de fuego en la cabeza. La policía recogió una cartulina con mensaje que estaba junto a los cadáveres.

Lo fueron a buscar a su propia casa para matarlo. Ocurrió en el municipio de Villa de Arriaga, eran las nueve de la noche menos veinte del día 10 de noviembre cuando afuera de una modesta vivienda en la colonia Clara Córdova se estacionó una camioneta de la que descendió un sujeto. Tocó la puerta y cuando Antonio de 34 años de edad abrió la puerta recibió dos tiros en el pecho.

Miguel Ángel fue a una fiesta de quince años a la comunidad de El Rosario, municipio de Villa de Reyes. A las nueve de la noche decidió retirarse y abandonó la fiesta y apenas había salido a la calle cuando fue atacado, primero a golpes y luego ya tirado en el piso recibió un disparo. Fue trasladado de urgencia al hospital donde murió cerca de la medianoche del día 11 de noviembre.

Por la madrugada del día 17 de noviembre en la comunidad de Palomas en el municipio de Ciudad del Maíz un hombre de unos 30 años de edad fue asesinado a tiros. La víctima de nombre Alejandro, fue agredido a unos metros de su domicilio; de donde sus familiares aún alcanzaron a atender con vida para trasladarlo a un hospital, pero en camino para recibir atención médica, murió.

Estaban por dar las cinco de la tarde del día 17 de noviembre. Un hombre hacía reparaciones al sistema eléctrico de una vivienda en la calle Jornada Laboral de la colonia Infonavit, de pronto, se hicieron presentes tres sujetos con el rostro cubierto y sin más, lo balearon hasta darle muerte.

En la cajuela de un auto abandonado había un “encajuelado”. Un hombre de 30 años de edad y desnudo, estaba oculto en la cajuela del vehículo estacionado en el Bulevar Las Mercedes en la zona metropolitana de la capital. El cuerpo presentaba disparos de arma de fuego. Los hechos, a las ocho de la noche del día 17 de noviembre.

Durante los primeros minutos del día 18 de noviembre, en una calle en penumbras de la colonia Las Flores en la capital del estado, un hombre fue acribillado por presuntos delincuentes que siguieron por un rato a la víctima de nombre Jesús y al atajarlo, lo mataron. Solo tenía 25 años de edad.

A las nueve de la mañana y minutos del día 20 de noviembre, presuntos delincuentes que pretendían asaltar un negocio fueron atajados por policías Ministeriales en la colonia Jardines del Estadio. Se enfrentaron a tiros, de lo cual, un agente murió y dos asaltantes fueron heridos y detenidos, mientras que un tercer cómplice huyó.

Muy temprano del día 20 de noviembre, fue localizado el cuerpo de una mujer asesinada en el municipio de Matehuala. En un lote baldío de la colonia República quedó tendido el cuerpo de la víctima de unos 27 años de edad de nombre Alejandra; fue agredida con arma blanca y finalmente con arma de fuego.

Un hombre de unos 25 años de edad fue abatido a tiros por la tarde del día 22 de noviembre en la capital potosina. La víctima caminaba tranquilamente por la calle 70 en la colonia Ciudad 2000, al llegar a la esquina con Mitología fue alcanzado por una ráfaga que le dispararon desde de un vehículo en movimiento. Su muerte fue instantánea, según la policía, recibió hasta 8 impactos de bala.

Al anochecer del día 23 de noviembre en una vivienda de la comunidad de Tampochocho, municipio de Axtla de Terrazas fue descubierto el cuerpo sin vida de una mujer de 73 años de edad. Fue agredida con arma blanca y recibió un golpe muy severo en la cabeza que le provocó un traumatismo mortal. Su esposo se encontró el cadáver al regresar de trabajar en la parcela, así que avisó a la policía. Se aplicó el protocolo de feminicidios.

Isaías de 19 años de edad bebía en el bar La Choza en el municipio de Ciudad Valles. Ya era de madrugada el día 24 de noviembre. Concentrado en el trago, no reparó en que se le acercaron unos sujetos armados que sin más, le dispararon en el cuerpo y la cabeza para matarlo instantáneamente. Los agresores habían llegado al bar en un taxi, mismo en el que después del crimen, huyeron con rumbo desconocido.

Aproximadamente a las 7 de la mañana de este sábado 24 de noviembre, una joven de 25 años caminaba por la calle Vicente Guerrero en la Delegación Municipal de La Pila cuando de súbito, fue agredida por un sujeto que le disparó y la dejó mortalmente herida. Minutos después aún con vida, fue trasladada por paramédicos de la Cruz Roja al Hospital Central Ignacio Morones Prieto donde falleció.

Estaba por alcanzar la medianoche del 24 de noviembre y Humberto, acompañado de su novia, caminaba por la calle Monte Casino de la colonia Bellas Lomas en la capital del estado. De pronto le atajó un sujeto que había descendido de una camioneta y sin arrobo alguno le disparó en la cabeza para luego desaparecer del lugar.

La policía llegó a eso de las 3 de la mañana del día 25 de noviembre a la Privada de Rinconada en la comunidad de Tierra Blanca. Alguien había avisado de que al interior de una camioneta abandonaba había un cadáver. En efecto, en la cabina de la unidad estaba el cuerpo de un joven de unos 23 años de edad identificado como Jorge. La camioneta presentaba orificios por arma de fuego dado que los agresores lo persiguieron hasta matarlo.