Astrolabio

 

Por: Eduardo Delgado.

Hoy se cumplen diez años de la muerte de 65 mineros, la madrugada del 19 de febrero de 2006, tras el derrumbe de la mina Pasta de Conchos, en la que quedaron atrapados a cientos metros de profundidad, cuando Francisco Xavier Salazar Sáenz fungía como Secretario de Trabajo y Previsión Social, para quien una década después de aquella tragedia ese tema no ha sido aún “sepultado” y aseveró: “me sigue doliendo”.

Salazar Sáenz, funcionario federal durante el sexenio del entonces presidente de México, Vicente Fox Quesada, es originario de la ciudad de México, pero radica en San Luis Potosí desde hace más de 30 años. En 2008, como militante del Partido Acción Nacional, fue precandidato a la gubernatura del Estado.

Antes, entre los años 2005 y 2006, los dos últimos del sexenio foxista, ocupó el cargo de Secretario de Trabajo y Previsión Social. Hoy, precisamente hace una decena de años, al frente de aquella dependencia le tocó atender la tragedia en la que fallecieron 65 mineros, de los cuales sólo dos cadáveres fueron rescatados.

Localizado hace unos días en un evento público, se le inquirió respecto del aquel fatídico incidente, tras el cual fue señalado como cómplice de las empresa Industrial Minera México y Grupo México, al oponerse al rescate de 63 cadáveres que permanecen en el socavón. Únicamente respondió tres preguntas.

  • 19 de febrero 2006, 19 de febrero 2016. Diez años. Pasta de Conchos. ¿Qué ha pasado?
  • Estoy fuera de ese tema. A mí siempre me ha dolido la familia de los trabajadores que fallecieron, pero la verdad es que ya no estoy en ese tema; no puedo opinar más que mi solidaridad y mi dolor por los muertos, pero nada más.
  • ¿Es para usted un tema sepultado?
  • No, no. Todos los días…no, no…, es un tema que me sigue doliendo. Cualquier accidente, cualquier muerte y más una de ese tipo.
  • ¿Le dejó un aprendizaje, una lección?
  • Mis respetos, es todo.

Antes de la segunda pregunta asumió una actitud evasiva, extendió la mano para despedirse de periodista y retirarse del lugar donde, hace días, fue localizado. El caso le sigue doliendo.

Leave a Reply

A+