Astrolabio

jamIokVD_400x400

 

Ciudad de México (22 de febrero de 2016).- Este domingo falleció a los 72 años la actriz mexicana María Luisa Alcalá, quien incursionó en diversas facetas también como comediante y locutora.

De acuerdo con diversos medios de comunicación, según el manager de la actriz, su muerte se dio por causas naturales y sus restos fueron velados en una funeraria de Félix Cuevas, al sur de la Ciudad de México.

La actriz participó en el programa Dr. Cándido Pérez, El Chavo del 8, Odisea Burbujas, entre otros.

Adquirió relevancia como “Claudia” y “Malicha”.

Alcalá, 1974 participó en la serie de televisión “El Chavo del 8” como una especie de reemplazo de “La Chilindrina”, personificada por María Antonieta de las Nieves, también participó en programas como “El Chapulín colorado” y “Cachún cachún ra ra”.

el-chavo-del-8-fallecio-la-rec-jpg_604x0

Entre los últimas actividades artísticas de la actriz se encuentra la conducción de un programa de radio por internet, “Cuéntame un cuento”, el cual inició en 2012, en el que hacía entrevistas a diversas celebridades del espectáculo. Alcalá celebró tres temporadas de este espacio, producción de Jan Carlos Aguilar.

A pesar de que en el mismo 2012 estuvo hospitalizada por un cuadro de neumonía, la actriz continuó con su proyecto radiofónico en línea. Ese mismo año fue Embajadora de la Salud de la Fundación Ficyt, en favor de niños con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

En junio de 2013, el Museo del Actor Mexicano (Mudac) montó una exposición de Alcalá en la Estación del Metro Pantitlán, de la Ciudad de México, para celebrar 65 años de carrera artística de la actriz.

María Luisa Alcalá nació en la Ciudad de México, el 26 de marzo de 1943, y luego de ser una destacada actriz de comedia también destacó como locutora, animadora y en el doblaje.

Inició en 1948 a la edad de cinco años en el cine, al lado de Pedro Infante, en la cinta “Los tres huastecos”.

También participo en series televisivas como “Odisea burbujas”, “Topo Gigio”, “Papa Soltero”, “Güereja de mi vida”, “Los cuentos de María Luisa”, y “Bajo el mismo techo”.

En los últimos años participó en la televisión en programas unitarios como “La rosa de Guadalupe”, “Los héroes del norte”, y “La historia detrás del mito de María Luisa Alcalá”.

En telenovelas fue llamada para participar en “Amy, la niña de la mochila azul”, “Cuento de navidad”, “El privilegio de amar”, “La usurpadora”, “Confidente de secundaria”, “La pasión de Isabela”, y en la última en que actuó fue “La madrastra”, en 2005.

Trabajó en más de 20 cintas como “La palomilla al rescate”, “Reclusorio III”, “Cándido de día, Pérez de noche”, “Cándido Pérez, especialista en señoras”, “La lotería”, “Violación” y “La alacrana”, entre otras.

En teatro formó parte del elenco en puestas en escena como “Gospell”, “El libro de la selva”, “Ninet y un señor de Murcia”, “Cuéntame un cuento haciendo arroz rojo”, “Lisistatra”, “El tenorio cómico” y “El principito”.

En el doblaje participó en series y películas como “Skippy El Canguro”, “Mis adorables sobrinos”, “UFO”, “Señorita cometa”, “Chabelo y Pepito contra los monstruos”, “Cayó la gloria del diablo” y “Maten al león”.

María Luisa contrajo matrimonio con Héctor Espinosa y duraron casados 40 años, unión de la cual nacieron sus dos hijos: Pilar y Gabriel Espinosa Alcalá.

Dedicó su vida al cine, el teatro y la Tv.

Fue fue una mujer que dedicó su vida al teatro, el cine y la televisión, destacó su hijo Gabriel Espinosa.

“Nos decía que todo lo que tuviéramos que hacer fuera con dedicación y amor, siempre pensando en lograr el éxito”.

Mi madre fue una persona exitosa en su vida y en todos los escenarios a los que se subía, pues le aplaudían mucho y con llenos totales, añadió.

Durante 10 años, dijo, destacó como la empleada doméstica “Claudia” en la serie de televisión “Dr. Cándido Pérez”, al lado de Jorge Ortiz de Pinedo.

“Nos llevamos el gran recuerdo de haber participado en su vida y no nos queda más que resignarnos y que Dios la tenga en su gloria”.

El deceso de María Luisa Alcalá ocurrió cerca de las 6 de la mañana en su casa.

“En la últimas horas estuvo contenta, había tenido una mudanza porque había cambiado de departamento. Tenía pendiente una obra de teatro y un comercial”, precisó.

Admitió que después del conato de infarto que sufrió 2012, no recibió ofertas laborales, por lo que cayó en estado de depresión, pero aun así, fue una mujer fuerte y luchona.

Los restos de la actriz serán cremados este lunes y es probable que sus cenizas sean esparcidas en el bosque o el mar.

Para darle el último adiós, a una agencia funeraria de esta ciudad acudieron Evangelina Martínez, Tony Balardi, Rosita Pelayo y Héctor Berzunza, entre otros.

Fuente: RadioFórmula Noticias.

Leave a Reply

A+