Xochiquetzal Rangel

Xavier Nava Palacios, alcalde capitalino, aseguró que el Ayuntamiento mantendrá el diálogo con los introductores y trabajadores del rastro municipal, para realizar bajo condiciones adecuadas el cambio de instalaciones del rastro que se encuentra en B. Anaya al de camino a Peñasco.

Puntualizó que el cambio de instalaciones es un proceso que debe darse debido a que el inmueble de B. Anaya presenta averías en su infraestructura y deterioros en cuanto a las herramientas de trabajo, situaciones que económicamente sería más caro reparar, y el Municipio no cuenta con los 20 millones de pesos que aproximadamente se necesitarían para este fin. Además, destacó que las instalaciones anteriores ya no acreditan las condiciones de salud marcadas por la Coepris.

“Vamos a seguir avanzando y ellos (los introductores) claro que tienen algunas observaciones y peticiones, es un trabajo que vienen haciendo en ese rastro por más de 45 años y genera ciertas reacciones, pero la autoridad debe ofrecer mejores condiciones para la ciudadanía, ese es el único objetivo que tenemos en mente e ir avanzando en esta ruta”, comentó.

Al respecto de las fallas que presenta el nuevo rastro Peñasco, las cuales fueron expuestas por introductores ayer durante el cierre de la avenida Salvador Nava, el alcalde justificó que es normal que se presenten problemas cuando se arranca con un proyecto como el de las nuevas instalaciones, los cuales se corregirían en el día a día.

Agregó que la petición de los introductores de destituir al director del rastro, Jorge Miguel Martínez, no se cumplirá, debido a que “es una persona que ha dado resultados; tenemos mucho menor pérdida en el rastro, del millón y medio que se perdían, cuando nosotros ingresamos, logramos un menor déficit de operación, vamos avanzando bien”.

Finalmente, reiteró que las instalaciones del rastro de B. Anaya ya no dan para seguir en operación, además de que el director permanecerá en su cargo, ya que la petición de destitución es una reacción normal ante el cambio porque “la mudanza por supuesto genera reacciones, nadie quiere un cambio de manera inmediata”.