1180504

Rio de Janeiro, , (23 de marzo).- El delantero Neymar, jugador del Barcelona, admitió que está ansioso por poder integrar la selección de Brasil que el jueves visitará a la de Francia en un amistoso en el Stade de France, el mismo en el que los brasileños perdieron la final del Mundial de 1998 ante los franceses.

Me gusta jugar partidos así: dos grandes selecciones, un estadio lleno y en la casa del adversario”, dijo el capitán de la selección brasileña en declaraciones que concedió hoy a su llegada a París citadas por la Confederación Brasileña de Futbol(CBF).

Para el delantero brasileño, que espera un clásico mundial pese a tratarse de un amistoso, “será un partidazo, pero no tiene nada que ver con la final de 1998. Esta historia ya fue superada. Brasil es cinco veces campeón mundial”.

Neymar recordó que tenía seis años cuando vio por televisión la final del Mundial de Francia.

“Me acuerdo de algunas jugadas y mucho de los tres goles de Francia. Todos quedamos muy tristes en casa”, dijo el atacante, pero recordó que esa tristeza duró poco y que pocos minutos después ya estaba en la calle jugando futbol con sus amigos.

Para el jugador del Barcelona, los amistosos de esta semana frente a Francia y Chile servirán para definir detalles de la selección brasileña que disputará la Copa América de Chile en junio próximo.

“Son partidos muy importantes para mostrarnos lo que tenemos que mejorar y dónde aún tenemos dificultades. Son partidos de un nivel muy alto y una buena prueba”, aseguró.

Fuente: Excelsior.