luis-miguel

 

México, D.F (19 de noviembre de 2015).- En el concierto del miércoles, que inició a las 9:16, cuando estaba fijado para las 20:30 horas, y con sólo 25 minutos de haber iniciado, el cantante Luis Miguel salió a prisa del escenario y ya no regresó. Pasaban los minutos hasta que a los 12, mediante una voz en off, una mujer declaró: “Por cambios de temperatura y de clima en los últimos conciertos, el señor Luis Miguel suspende su concierto. En su momento se informará sobre la nueva fecha para reponer el concierto”.

En el lapso en que salió Luis Miguel del escenario, se escucharon protestas y gritos de las casi 10 mil personas que llenaron el Auditorio y algunas hasta chuscas, como: “¡Que traigan a Mijares y a Emmanuel!”, entre otras frases que provocaron risas contagiosas.

Los gritos no cesaban y un hombre salió al escenario para repetir: “Por causas ajenas al Auditorio Nacional, el señor Luis Miguel suspendió su concierto. Desde mañana, quienes así lo deseen, podrán solicitar el reembolso de su boleto”.

En cinco minutos la sala se vació, pero aún algunos aferrados permanecían sentados en espera de que regresara “El Sol”.

Cabe destacar que en apariencia, Luis Miguel se veía pleno de facultades y había cantado luego de un intro de éxitos su composición Qué nivel de mujer, y un medley, Suave, que hiló con los boleros Quizás, Quizás, Quizás Amor Amor. En esta última dejó al público corear alzando el  micrófono. Después se fue y ya no regresó en medio de un misterio. “Por cambios de temperatura y de clima en los últimos conciertos”, se argumentó.

Personal del guardarropa dijeron que desde que Luis Miguel abandonó el escenario, se fue directamente del Auditorio Nacional. Eso se suma a la serie de problemas del cantante por la suspensión de un concierto en Yucatán y por comenzar tarde las funciones.

Fuente: La Jornada.