Astrolabio

635895675387339172-Barbie-2016FashionistasCollection

 

Ciudad de México (29 de enero de 2016).- Los nuevos modelos de Barbie no combaten los estereotipos en torno a la figura y el comportamiento de las mujeres, sino al contrario, suman en el número de ellos, señaló Manuel Gonzalez Oscoy, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en entrevista con La Razón.

Acciones como éstas “amplían los estereotipos, hemos visto que hay casos patológicos —por fortuna, poco frecuentes— de mujeres que se identifican tanto con la Barbie que hasta se llegan a operar para simular en su cuerpo las proporciones que no son naturales”.

Desde ayer, además de su inmenso guardarropa y el sinnúmero de profesiones, Barbie ostenta figuras y estaturas diferentes. La empresa fabricante Mattel dio a conocer las nuevas siluetas con las que la casi sexagenaria busca conquistar a los hijos de los millenials y reenamorar a sus fans: curvilínea, alta y de baja estatura.

Así la marca atiende dos frentes: el primero, las críticas que ha recibido durante años por el estereotipo físico impuesto a las niñas; y el segundo, la crisis financiera provocada por la caída en las ventas luego de la aparición de juguetes electrónicos y muñecas como las Bratz, e incluso Elsa de Frozen.

entre26290116

Para el especialista, éstas versiones de la muñeca no constituyen una forma de inclusión de los diferentes tipos de personas, sino que al igual que la clásica “llaman la atención porque las piernas, pómulos, cinturas, son atractivos externos de carácter erótico”.

González Oscoy expresó que la transformación sufrida por Barbie sólo obedece a un asunto monetario y descarta que “con esta evolución, las nuevas muñecas representan una línea que refleja mejor el mundo que las niñas ven a su alrededor y les permite encontrar algo con lo que identificarse”, como declaró Evelyn Mazzocco, vicepresidenta del sello.

“Ampliando esta diversidad—agregó González Oscoy— es más fácil que otras niñas quieran tenerlas, es algo bueno para los accionistas, pero no es loable para la perspectiva de género”.

Barbie debutó en marzo de 1959 y desde ese momento cientos de niñas la han tomado como modelo a seguir “hemos visto que se trata de ajustar el cuerpo a veces en cuestiones sencillas, como colocar implantes de pelo o decoloraciones hasta cuestiones quirúrgicas”.

Tal metamorfosis valió para que la sensual rubia apareciera en la portada de la revista Time mostrando una figura que evoca a famosas como la actriz Kate Winslet o la cantante Meghan Trainor.

González Oscoy señaló que el impacto producido por estas muñecas será visible hasta dentro de unos años “cuando las niñas pasen a la adolescencia, se podrá observar si las futuras jóvenes tratarán de parecerse a estos juguetes y en qué forma”.

[image_gallery images=”37057:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie8.jpg,37052:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie1-3.jpg,37053:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie2-3.jpg,37054:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie3-3.jpg,37055:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie4-2.jpg,37056:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie7.jpg,37059:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie10.jpg,37058:http://astrolabio.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/barbie9.jpg,” ][/image_gallery]

Fuente: La Razón.

Leave a Reply

A+