maria

Por: Diana López / San Luis Potosí, México (02 de mayo de 2015).- El día de ayer, 01 de mayo de 2015, el país perdió a un personaje de humor blanco muy querido y recordado por generaciones y generaciones: una mujer indígena que enfrenta de una manera cómica el contraste de la vida en el campo y en la ciudad, y creando un peculiar manejo del español con palabras como asted (usted), quere (quiere) y pajuera (para afuera), por mencionar algunas, siempre fiel a su vestimenta muy colorida propia de los mazahuas, sus pasos de baile que nunca pasaron desapercibidos por su buen ritmo y ese compañero que la acompañó en muchas de sus aventuras, su burro Filemón… Así era La India María.

Tal era el personaje que consagró en el gusto del público la actriz mexicana María Elena Velasco Fragoso, creado como sugerencia del coreógrafo Ricardo Luna. Y con esta caracterización, la comediante se abrió paso en la televisión. Pronto tuvo una buena aceptación del público; partió de sketches para el programa “Siempre en Domingo”, para después lograr sus propios espacios en los programas Las estrellas y usted Su programa Nescafé.

Poblana de Nacimiento, María Elena Velasco vio la luz el 17 de diciembre de 1940; su popular personaje lo llevó al cine por primera vez en la cinta Tonta tonta, pero no tanto con la mujer de faldas largas y coloridas como protagonista.

A los 15 años trabajó como segunda triple en el teatro Tívoli y como bailarina en los ballets de Ricardo Luna y José Luis Hurtado; gracias a su talento, trabajó como comparsa de los cómicos Adalberto Martínez Resortes, Jesús Martínez Palillo y Fernando Soto Mantequilla, entre otros.

Pero la actuación no era la única habilidad de esta exitosa mujer. Tras una decena de películas, en 1979 debutó como guionista y directora en la industria cinematográfica con Okey mister Pancho, donde su personaje también fue protagonista.

Antes de crear a su personaje, debutó en 196 como actriz de cine con un pequeño papel en la cinta El rey del tomate, bajo la dirección de Miguel M. Delgado, al lado de Eulalio González Piporro. Después le siguieron Los derechos de mis hijos México de mis recuerdos.

Su trayectoria como cronista, involucra siete filmes, entre los que se cuentan El que no corre vuela, El coyote emplumado, Ni Chana ni Juana, Ni de aquí de allá, Se equivocó la cigüeña Las delicias del poder.

En televisión también participó con Over the top, ¡Ay María qué puntería!, Papá soltero, La hora pico, Mujer, casos de la vida real, La familia P. Luche Corazón Indomable.

Apenas el año pasado, Velasco y la India María hicieron su regreso al cine con La hija de Moctezuma, dirigida por su hijo Iván Lipkies y protagonizada por Eduardo Manzano, Rafael Inclán, Irma Dorantes y Raquel Garza.

Velasco estuvo casada con Julián de Meriche, actor, director y productor de escena de origen ruso. Enviudó en 1974 y no se volvió a casar.

En palabras de Rubén Cerda, fue una mujer que luchó por recuperar el humor blanco, y sin duda muchas de sus frases hacían que la audiencia, e incluso tú podrás recordar que te sacaron alguna carcajada. Incluso su imagen y frases han sido usadas como “memes” para Facebook.

india-maria-aaay-es-fraidey-300x300

“Matanga dijo la changa”, “Ave María dame puntería”, “No jale que descobija”, “Esta señora es más brava que el chile habanero”, son sólo algunas de las frases que complementaban sus cómicas reacciones y expresiones de este entrañable personaje que ayer nos dijo adiós.

En sus cintas se reflejaron varios vicios del México de finales del siglo XX. Un personaje muy mexicano que se enfrentó a la pobreza, el racismo, la corrupción burocrática, el machismo e incluso el secuestro.

Se apagó la sonrisa. Se apagó María.

Que descanse en paz.

Leave a Reply