OSO

Idaho, Estados Unidos (18 de agosto de 2015).- Un oso hambriento vio frustrada su faceta de ladrón cuando se enfrentó a la poderosa puerta del gato.

Doug Harder, de Sandpoint, Idaho, tomó la fotgrafía del joven oso, cuya cabeza quedó atorada en la puerta de su gato el jueves pasado.

“El oso había intentado una y otra vez pasar por ahí”, publicó Harder en Facebook. Se cree que el animal había estado tratando de conseguir algo de comida. El dueño de la casa explicó que había llegado de vacaciones el día anterior para encontrar su departamento en completo desorden. Dijo que el oso había saqueado el lugar, entrando por la puerta corrediza antes de tomar una mezcla para brownies, una barra de Toblerone y una lata de Pepsi. El ojos también dejó una pila de excrementos en la sala de estar.

De acuerdo con Harder, el mismo oso regresó al día siguiente e intentó meterse por la puerta del gato; sin embargo, dijo que no sintió miedo, pues el oso era muy grande para pasar por ahí.

Pero esta no es la primera vez en la que los osos se acercan a la casa de Harder, pues en mayo, una osa y sus dos cachorros subieron por un costado del edificio hasta llegar a la terraza del segundo piso para masticar un poco de alpiste.

“Toqué la puerta y los cachorros me miraron, no les importó que estuviera yo ahí”, dijo en aquella ocasión Harder.

Al día siguiente, los osos regresaron para terminarse cuatro latas de Dr. Pepper que se habían quedado en la terraza.

Según informes policiales, la comida para osos ha escaseado en el área que rodea el hogar de Harder. El hombre dice haber contactado a la Idaho Fish and Wildlife Office y a la sede de las oficians de Schweitzer Mountan para reportar a los intrusos.

“No quiero que maten a los osos; sólo quiero que los reubiquen. Si no se encargan de ellos, alguien más lo hará”.

Fuente: Sinembargo.

Leave a Reply