Astrolabio

giphy-6

 

Son muchas las historias que llegan hasta nuestros oídos sobre actividad paranormal, demonios y tragedias. Lo sobrenatural siempre nos ha fascinado y también nos resulta un completo misterio, quizás será por ello que muchas veces nos vemos tentados a jugar con métodos que son capaces de abrir portales y dejar entrar tanto lo bueno como lo malo, y una vez que lo hacemos, probablemente sea muy tarde para cerrarlo.

Cierto o no, seguramente los siguientes casos te dejarán aunque sea en mínima cantidad, un dejo de duda sobre el uso de esta tabla.

Peligrosos juegos con la Ouija.

 

 

 

1.- Madre posesiva.

En el 2006, un caso relacionado con lo paranormal, impresionó a la sociedad venezolana. Los periódicos locales retrataron el caso de Andrea, una joven que había perdido a su madre a la temprana edad de 15 años.

Tres años después de ese hecho, Andrea se juntó con varias de sus amigas para divertirse un rato jugando a la Ouija. La primera pregunta que realizaron fue:

¿El espíritu presente es bueno o malo?

Acto seguido, algunos objetos comenzaron a temblar, y las letras que deletreaba el tablero formaban el nombre de Andrea. A cualquier pregunta que realizaran, la respuesta era Andrea.

ouija-movie

Además de ello, también reveló algunas fechas importantes para la joven. Después, sus amigas describen que Andrea comenzó a actuar muy extraño, como si estuviera poseída, por lo que llegaron hasta el punto de llamar a la policía.

Días después, Andrea revelaría que se debió tratar del espíritu de su madre, ya que esta solía ser muy posesiva y no le gustaba que su hija se relacionara con otras personas.

2.- La suerte tiene dos caras.

Myles W. y sus amigos jugaron a la Ouija cuando tenían 19 años. Los jóvenes crearon su propio tablero con una hoja de papel. Al poco tiempo de comenzar a jugar, lograron hacer contacto con un ente que nunca les llegó a revelar su nombre.

Divirtiéndose, los jóvenes le preguntaron al espíritu cuál sería el próximo número ganador de la lotería. El ente les indicó a través del tablero la respuesta, pero también agregó:

La suerte tiene dos caras.

Sin prestarle mucha atención, los jóvenes finalizaron el juego y rápidamente se dirigieron a un establecimiento para comprar el ticket de la lotería, de acuerdo al número que les había revelado el tablero. Sorprendentemente, ganaron la lotería, y todo transcurrió con normalidad hasta dos años después, cuando al parecer, los golpeó la mala suerte.

Uno de los jóvenes murió en un accidente de tránsito, el otro casi pierde la vida y el tercero perdió todo su dinero.

3.- Posesión fatal.

Julio César Miranda era un joven tranquilo, buen hijo y destacado estudiante. Un día, Julio y una amiga cercana, decidieron experimentar con el famoso tablero. Al parecer, algo salió muy mal en la sesión, ya que a partir de ese momento ambos, pero en especial Julio, comenzaron a actuar de forma muy extraña, como si hubieran perdido la razón.

ouija

La madre del joven afirmó que su hijo estaba poseído y que, de hecho, él mismo afirmaba que Belcebú era su padre y le debía obediencia. Julio salía desnudo a la calle y defecaba frente a las personas.

Un día, Julio le dijo a su madre que Belcebú le había ordenado que la matara, y acto seguido, tomó un cuchillo y se lo clavó él mismo en el estómago, falleciendo poco tiempo después.

 

 

Leave a Reply

A+