Astrolabio

desaparecidos-tierra-blanca

 

Veracruz, México (17 de marzo de 2016).- Los padres de los cinco jóvenes que fueron privados de su libertad en Tierra Blanca, Veracruz, reconocieron que las investigaciones arrojan que uno de sus hijos fue asesinado.

En una carta pública, los padres de los jóvenes confirman que los resultados del peritaje independiente realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense confirman la muerte de Bernardo Benítez Arroniz.

No obstante, los padres advirtieron que las investigaciones oficiales aún son insuficientes para corroborar el paradero de los otros cuatro jóvenes desaparecidos.

“Los padres y madres seguimos en la búsqueda de nuestros hijos y reiteramos la exigencia a las autoridades para dar con su paradero”, se lee en el comunicado.

“Las cuatro familias que aún no tenemos evidencia del paradero de nuestros hijos Susana, Mario, José y Alfredo seguimos en pie de búsqueda y no cesaremos en nuestros esfuerzos y la permanente exigencia a los gobiernos federal y estatal para que continúen investigando”, añade.

Los padres exigen a las autoridades profundizar en la investigación de los autores materiales e intelectuales de la desaparición de sus hijos.

Los jóvenes fueron privados de su libertad por policías estatales el pasado 11 de enero en Tierra Blanca.

Detienen a cinco del CJNG por caso Tierra Blanca.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, informó que otras cinco personas fueron aprehendidas por la desaparición de cinco jóvenes en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz, ocurrida el pasado 11 de enero.

Al finalizar una reunión con familiares de las víctimas, peritos de Antropología Forense, representantes de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Gendarmería Nacional, Campa Cifrián señaló que los detenidos serían integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Se trata de presuntos integrantes del crimen organizado. En uno de los casos, (es) una persona que estuvo presente en este lugar, en el rancho El Limón (en Tlalixcoyan, Veracruz), cuando sucedieron los hechos, y en los otros casos, por distintos motivos, tienen relación con los hechos”.

El funcionario federal sostuvo que esa información y otros detalles sobre los hechos fueron informados a los padres de José Benítez de la O, de 24 años; Mario Arturo Orozco Sánchez, de 27; Alfredo González Díaz, de 25; Bernardo Benítez Arróniz, de 25, y Susana Tapia Garibo, de 16 años.

Con la detención de esas personas, de las cuales no se dio a conocer el nombre, suman 13 los arrestados por la desaparición de los jóvenes, entre ellos el delegado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en Tierra Blanca, Marcos Conde.

En la reunión con Campa Cifrián, que se prolongó por más de tres horas, estuvieron presentes funcionarios de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Los familiares de los Benítez salieron visiblemente afectados, ya que –según información extraoficial– peritos de antropología forense confirmaron que los restos analizados y llevados a Argentina sí corresponden a Bernardo, cuyo padre ha encabezado la lucha para presionar a las autoridades a solucionar el caso.

Los integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que analizaron un hueso de la tibia de Bernardo Benítez son los mismos que participaron en la investigación de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, y aceptaron colaborar con los padres de los jóvenes oriundos de Playa Vicente.

En cuanto a las investigaciones, la Gendarmería Nacional, la Secretaría de Gobernación (Segob) y la FGE se comprometieron a continuar hasta sus últimas consecuencias “caiga quien caiga”.

Tras su desaparición a manos de policías estatales de Veracruz, los jóvenes fueron entregados a una célula del CJNG, según declaraciones de sus captores.

Fuente: Proceso.

Leave a Reply

A+