Por: Antonio González Vázquez

Un grupo de periodistas se quejaron de malos tratos por parte de personal privado de vigilancia y seguridad del Consejo Estatal Electoral, pues con una actitud rijosa y arrogante obstaculizaron el trabajo de reporteros, camarógrafos y fotógrafos que cubrían la manifestación de protesta del Partido Acción Nacional.

 

Verónica Espinoza, enviada de la revista Proceso increpó a la presidenta del Consejo Estatal Electoral, Laura Elena Fonseca al referirle que como autoridad electoral no hizo nada para facilitar el trabajo de cobertura de los periodistas.

 

Luego de que concluyó una reunión entre los panistas y consejeros electorales, cuando la consejera presidenta se retiraba se le acercó la periodista y junto con reporteros potosinos le reclamó lo ocurrido.

 

“No nos dejaron entrar, nos tuvieron afuera y los guardias y policías de la entrada, aun cuando nos estábamos identificando fueron muy amenazantes, estuvieron durante mucho tiempo impidiéndonos la entrada y muchos estábamos afuera”, dijo.

 

Agregó que “la verdad es que no es justo que nos impidan hacer nuestro trabajo, que no haya un criterio del personal del Consejo para saber distinguir entre los periodistas que vienen a hacer la cobertura y los manifestantes”.

 

Entonces, puntualizó la enviada del semanario Proceso, “estamos muy incómodos por lo que ha pasado”. Incluso hubo quienes tuvieron que rodear el edificio para saltar una malla por la parte trasera a fin de poder ingresar y dar cuenta de la reunión entre los panistas y los consejeros.

 

Fonseca Leal dijo que “respetamos a la prensa, en ese momento se nos complicó, nosotros no tenemos personal de seguridad, no hay, no existe esa figura, es gente que nos ayuda a ser todo”.

 

Justificó que “si ustedes ven que estamos haciendo un cómputo de municipios que no fue realizarlo en los municipios (de origen), pero no fue nuestra intención”.

 

Emilia Monreal de Plano Informativo le denunció a la consejera presidenta que varios policías estatales agredieron verbalmente a algunos reporteros. “Les dijeron ya se la pelaron por llegar tarde”. Eso en lugar de permitirles el, paso para que pudieran realizar su trabajo.

 

A su vez, Jorge Torres de La Jornada San Luis le señaló a Fonseca Leal que “nosotros nada más vinimos a hacer nuestro trabajo, pero los policías nos cerraron las puertas y ustedes lo autorizaron”.

Fonseca Leal ofreció investigar el caso y se despidió de los reporteros inconformes con un lacónico “ustedes saben que siempre los hemos tratado bien”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here