Antonio González Vázquez

Como cada día 26 de cada mes desde el primero del sexenio de Juan Manuel Carreras López, este portal de noticias ofrece su crónica de ejecutados que, como ya es habitual revela la brutalidad con que viene actuando la delincuencia en toda la entidad.

Al filo de las nueve de la noche del día 27 de enero un hombre fue acribillado en la colonia Rural Atlas. La víctima junto con otras personas departían afuera de un domicilio donde se celebraba una fiesta, de pronto, aparecieron dos sujetos a bordo de una motocicleta y abrieron fuego para abatirlo. El cuerpo abatido quedo apenas debajo de la acera; tenía 45 años de edad.

En la profundidad de un pozo en la comunidad de San Diego, municipio de Ríoverde, elementos del cuerpo de bomberos de esa localidad y agentes de la policía rescataron el cuerpo en avanzado estado de descomposición de un hombre. Autoridades de la Fiscalía General recuperaron el cadáver para iniciar la indagatoria legal correspondiente para aclarar la causa de muerte. Los hechos, en el anochecer del día 27 de enero.

Por la madrugada del día 28 de enero fue localizado en un camino rural del municipio de Ciudad Valles el cuerpo sin vida de una mujer de unos 25 años de edad. En el camino a la comunidad de El Consuelo fue ubicado el cadáver de la mujer que en no fue identificada y presentaba herida por disparo de arma de fuego en la cabeza. La víctima vestía mallas azul marino, blusa rosa, sudadera gris a rayas, tenis negros con rosa, y traía colgada una bolsa tipo morral, reportó la policía.

Anochecía el día 30 de enero, la gente caminaba con el bullicio propio de una populosa zona de la ciudad cuando entre las calles 71 y Andador de las Jacarandas, en la colonia  Ciudad 2000 en la capital potosina, segaron con una navaja la vida de Víctor Hugo. Aún había sido recogido con vida por los paramédicos que lo trasladaron al hospital donde falleció víctima de las heridas que sufrió. Solo tenía dieciséis años de edad y le querían robar su bicicleta.

Corrían los primeros minutos de la madrugada del día 2 de febrero, empezaba el Día de la Candelaria y un hombre fue abatido a golpes en la colonia Fidel Velázquez en la zona metropolitana de la ciudad y Soledad de Graciano Sánchez. En  la esquina de Seguridad Social y Felipe Carrillo Puerto, cayó la víctima de 27 años de edad; le destrozaron la cabeza con una piedra de cemento.

Entre los yerbajos de un potrero para el ganado en la delegación de Huichihuayán del municipio de Huehuetlán unos jornaleros descubrieron el cuerpo sin vida de un joven, así que dieron aviso a la policía. Se trataba de un joven de 18 años de edad que fue asesinado con disparos de arma de fuego. Sus agresores viajaban en una camioneta pick up desde donde lo atacaron.

Como a las nueve de la mañana del día 3 de febrero, en la calle República de Perú en la colonia Satélite, dos hombres fueron acribillados cuando estaban por ingresar a un domicilio marcado con el número 220; los cuerpos quedaron tendidos en la acera. Los presuntos agresores que viajaban en un automóvil compacto huyeron.

En la colonia Real Peñasco en la zona metropolitana,  a eso de las siete de la mañana del día 3 de febrero, fue localizado el cuerpo sin vida de un hombre que recibió varios disparos de revolver. La víctima cayó cerca de su casa en la calle Soto Marina. La esposa del asesinado, dijo a la policía que durante la madrugada había escuchado disparos pero no salió de la casa sino hasta las siete de la mañana cuando descubrió el cuerpo de su esposo.

Estaba atado a una silla, maniatado de pies y brazos, el rostro cubierto y su cuerpo presentaba múltiples lesiones por actos de tortura. Era un hombre de unos cincuenta años de edad que vivía en el fraccionamiento Lomas del Tecnológico en  la capital del estado. Así, postrado y muerto lo encontraron sus familiares cuando entraron a la casa ubicada en la calle Cañada de Las Peñas. El suceso, por la mañana del día 8 de febrero.

En un lote baldío de la colonia Gregorio Osuna del municipio de Ciudad Valles fueron localizados los cuerpos de dos hombres ejecutados. Caía ya la tarde del día 9 de febrero cuando llegó la policía a ese lugar; habían sido alertados del hallazgo. Entre las yerbas secas, se encontraron a dos hombres de unos 20 años de edad, ambos con disparo en la cabeza. Uno tendido bocabajo y el otro con el rostro de frente al cielo.

La noche del día 9 de febrero fue propicia para que dos presuntos asesinos huyeran a bordo de una motocicleta minutos después de que asesinaron a dos jóvenes en la esquina de las calles Privada de Orión y Constelación en la colonia Morelos de la capital del estado. Resulta que un grupo de jóvenes convivían cerca de un domicilio donde se realizaba una fiesta cuando se imprevisto aparecieron y los acribillaron.

Un hombre de unos 25 años de edad llegó a su casa en la calle Coral de la colonia Valle Dorado en la capital del estado. Descendía de su auto cuando desde un vehículo en movimiento le dispararon. Eran las nueve de la noche del día 9 de febrero cuando el joven resultó gravemente herido. Cuando llegaron a auxiliarlo para trasladarlo al hospital ya había fallecido.

Adolfo tenía 58 años de edad y fue ejecutado a las puertas de la escuela donde al final de las clases del turno vespertino. Estaba sentado al volante de su camioneta y esperaba a su esposa y a su hija. Estaban por ascender de la unidad cuando dos sujetos armados que habían llegado en una motocicleta se plantaron  al lado izquierdo de la unidad y lo acribillaron. La tragedia, a eso de las seis y media de la tarde del día 13 de febrero a las puertas de la escuela primaria Francisco Villa en la colonia Prados de San Vicente Tercera Sección

En el atardecer del día 13 de febrero, fue descubierto un cuerpo en estado de descomposición en el fondo de un barranco en la comunidad de El Sótano, municipio de Tamasopo. La víctima no fue identificada por su género debido al avanzado deterioro, pero se constató que le habían torturado, le cortaron dedos de una mano y la cabeza estaba parcialmente desprendida del tórax.

Una mujer de 39 años de edad fue asesinada en su domicilio en la calle Negrete de la colonia Guadalupana del municipio de Santa María del Río. Por la madrugada del día 17 de febrero, un sujeto ingresó a la casa y se dirigió a la habitación donde dormía su víctima, ella estaba con su hija. Entró y la atacó con golpes violentos y cuando yacía en el piso la agredió con arma blanca. Murió desangrada, reportó la policía.

En un canal de aguas negras a cielo abierto que cruza a unos metros del Eje 140 de la Zona Industrial, se descubrió el cuerpo sin vida de un hombre no identificado, cuyos restos ya eran presa de una jauría de perros. El cadáver fue descubierto por un obrero que pasaba por la zona por la tarde del día 18 de febrero y dio aviso a la policía.

Un hombre que había sido secuestrado hacia la media tarde del día 19 de febrero fue asesinado por sus plagiarios momentos antes de haberlo privado de su libertad. Horas después de que fue levantado, lo asesinaron a golpes y luego lo abandonaron en un predio al norte de la Zona Industrial en la capital del estado. La policía reportó que el hombre de unos 78 años de edad no presentaba lesiones por arma de fuego pero si severos y cuantiosos golpes en la cabeza y el cuerpo.

Una mujer de 32 años de edad fue asesinada en la Delegación Municipal de Bocas en la capital del estado. Su cuerpo desplomado en la polvorienta calle de Escobedo, fue descubierto por sus vecinos aproximadamente a las 8 de la mañana del día 22 de febrero; le quitaron la vida con un disparo en la cara.