Astrolabio

Abelardo Medellín

En pleno semáforo naranja de riesgo epidemiológico por el COVID-19, preescolares y guarderías privadas de la capital potosina han regresado a trabajar y piden a padres de familia que lleven a sus niños a clases presenciales, denunciaron personas en entrevista con Astrolabio, quienes señalaron que, aunque no piensan exponer a sus hijos e hijas al contagio llevándolos a clases presenciales, les preocupa lo que hacen las directivas del jardín de niños Semillas Educación Montessori.

Nuestras fuentes, quienes decidieron guardar su identidad para evitar represalias, narraron a este medio que el jardín de niños Semillas Educación Montessori pidió hace dos semanas a padres de familia que llevaran a los niños de nuevo a clases presenciales; dicho anuncio, según comentó una de las declarantes, fue muy escueto y se realizó a través de una videollamada vía Zoom: “hablaron las directoras […] se aventaron todo el rollo y fue como ‘así va a ser y quien no le guste, bien’”, añadió.

Los declarantes señalaron que esta institución comenzaría a recibir alumnos de forma presencial gracias a un permiso que se otorga a los preescolares para que puedan funcionar como guarderías, mismo al que, consideraron, no se estarían apegando, pues lo niños que asisten ya no tienen edad para estar en la guardería y el horario al que van a clases corresponde más a un jardín de niños que a una estancia infantil.

Agregaron que en esta reunión que sostuvieron padres de familia con la institución vía Zoom se les informó que reiniciarían clases presenciales, pero que no eran el único jardín de niños privado en regresar a esta modalidad, puesto que, según se les informó, 35 colegios y escuelas para niños de edad preescolar volverían a actividades en el aula a partir de esta semana.

Semillas Educación Montessori había estado cerrado desde que inició la crisis sanitaria por COVID-19 desde marzo pasado y, ahora, asegurando a los padres que contaban con todas las medidas de prevención requeridas, decidió abrir sus puertas para recibir a niños de edades preescolares desde este martes 3 de noviembre.

La reapertura e inicio de clases presenciales fue constatada por este medio, que asistió al domicilio donde de Semillas Educación Montessori, donde desde las nueve de la mañana llegaban vehículos a dejar a los niños, quienes entraban al plantel con cubrebocas y acompañados de una docente.

Según nuestras fuentes, el jardín de niños se había apegado bastante bien a la orden a nivel federal de no regresar a clases presenciales a menos que hubiera semáforo verde, pero rompieron dicho cumplimiento de la norma desde hace un par de semanas, “sin embargo se les comenzaron a quemar las habas, crearon un comité de seguridad de higiene […] comenzamos a ver cómo de su posición de no regreso, cambiaron a ‘si lo hacemos bastante bien no habrá problema, entendemos que las escuelas oficiales no tengan cómo, pobrecitos, ni agua tienen’, y fueron convenciendo a padres”.

Aunado a lo anterior, criticaron que el colegio no les informó de ninguna medida de regreso escalonado, cupo limitado o grupos reducidos que fueran a aplicar, por lo que el total de 80 alumnos fue convocado para que asistiera a partir de la primera semana de noviembre.

Más allá de las denuncias anónimas o la visita presencial al jardín de niños que realizó este medio, el regreso a clases presenciales de este jardín de niños se puede confirmar en un video que subió Semillas Educación Montessori a su cuenta de YouTube el pasado 26 de octubre, donde maestras confirman el regreso que a las aulas este martes 3 de noviembre.

En el video titulado “En Semillas ¡Estamos Listos!”, la maestra frente a cámara afirma que “desde hace ya varías semanas contamos con la autorización de la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado y los Servicios de Salud para recibir a nuestros niños en Semillas y reabrir como guardería y estancia infantil con todos los lineamientos que las autoridades han definido”.

Pese a lo que se puede escuchar en el video, Semillas Educación Montessori en realidad está funcionando como un preescolar, reiteró uno de los denunciantes, quien comentó que “sí tienen una fracción maternal, o como se le diga, pero el horario de guardería tendría que ser de ocho de la mañana a cuatro o cinco de la tarde, que es el horario laboral donde un padre tendría derecho a guardería, y no de nueve de la mañana a una de la tarde, que es como se manejan ahorita […] están usando malamente un permiso de guardería como un permiso de preescolar”.

Según el horario que revelaron las fuentes, el preescolar Semillas tendría un funcionamiento de cuatro horas, lo cual es contrario a lo que señala la normativa en materia de guarderías, que se describe dentro del documento “Descripción de Servicio de Guarderías” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual dice en su sección sobre el horario de atención que “El servicio de guardería se proporciona de lunes a viernes, excepto los días de descanso obligatorio, durante nueve horas en horario matutino y vespertino”.

“Me da más coraje con la autoridad, al empresario lo entiendo, con sus escuelas en las Lomas de eso viven […] me da coraje la autoridad estatal […] les han de decir ‘tu abre’, y luego vemos a la señora Rangel pidiendo que no salga la gente, pero a la mera hora le dicen a las escuelas particulares ‘ustedes abran con permiso’, y eso no se vale”, comentó otro de los entrevistados.

Cabe resaltar que Semillas Educación Montessori no es el único jardín de niños que ha abierto durante la crisis sanitaria por COVID-19 a pesar de las solicitudes de la autoridad sanitaria, pues el Calypte Montessori sigue recibiendo niños de edad preescolar, con la excepción de que sus grupos son reducidos.

A+