Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

Tardanza y hasta desidia están demostrando las autoridades de procuración de justicia de San Luis Potosí, por resolver la denuncia que Laura Aurora de la Rosa Jiménez, Auditora Municipal de la Auditoria Superior del Estado, ASE, interpuso en contra de funcionarios de la dependencia en que labora, por los delitos de asociación delictuosa, peculado, abuso de poder, ejercicio indebido de las funciones públicas, encubrimiento y contra la administración pública cometidos por los servidores públicos.

 

En el mes de marzo de este año, detectó que su seguro médico tenía como beneficiarios a la familia del ex Secretario Técnico del Gabinete de Fernando Toranzo y Juan Manuel Carreras, Guadalupe Torres Armenta, gasto que le representaba 910 pesos mensuales, dijo en un comunicado.

 

Tras percatarse de ello, interpuso denuncias formales contra la Jefa de Recursos Humanos del organismo fiscalizador, Ruth del Consuelo Torres Armenta, Joaquín Ibarra Alcalá y María Guadalupe López Monreal, suegros del ex funcionario y contra los hijos de éste, José Pablo y Luis Alejandro Torres Ibarra.

 

La quejosa se percató recientemente que las autoridades encargadas de investigar su denuncia, apenas están indagando sobre los hechos, situación que deja mucho que desear y hasta genera cierta duda de la actuación que pudieran tener hacia este caso en la Procuraduría General de Justicia del Gobierno del Estado, PGJE. 

 

Narró que en el mes de abril, María Fernanda Enríquez Salazar, Agente del Ministerio Público, giró el oficio PJGE/SLP/96345/042017 al Comisario de la Dirección General de la Policía Ministerial del Estado, para requerirle que se sirviera realizar con la inmediatez requerida y bajo los estándares de legalidad y legitimidad aplicables en la denuncia. Sin embargo fue hasta este martes que  apenas se presentaron para averiguar todo lo concerniente a la acusación interpuesta.

 

“Es de lamentar que esto esté sucediendo, la justicia debe ser pronta y expedita, esta tardanza provoca que puedan formular cualquier clase de remedios baratos para justificar el abuso de confianza. No quiero pensar que la Procuraduría General de Justicia del Gobierno del Estado, este en contubernio con este funcionario que fue miembro del gabinete estatal y que pertenece a una de las familias más conocidas de la entidad”.

 

Urgió a la dependencia a no echar en saco roto su caso, menos a olvidar que es un asunto que le atañe resolver en la inmediatez, ante la caja de Pandora que se abrió de chantajes, extorsiones y mal desempeño del ex titular de la Auditoria Superior del Estado, ASE, José de Jesús Martínez Loredo.

A+