Astrolabio

Por Victoriano Martínez

Tras nueve meses de haber denunciado acoso y hostigamiento por parte de la inmobiliaria Parques American Industries S.A. de C.V., la Procuraduría General de Justicia del Estado no ha atendido una solicitud de audiencia con Federico Garza Herrera, titular de la dependencia, a quien los afectados quieren exponer “de viva voz… los temores fundados” que enfrentan.

La petición, entregada el pasado 28 de agosto ante la PGJE por Griselda Haro Dávila, una de las personas afectadas, fue turnada a Aarón Edmundo Castro Sánchez, subprocurador de Procedimientos Jurisdiccionales, a pesar de que lo que se solicita es una audiencia directa con el procurador.

“La suscrita y mi familia fuimos sujetos de diversas amenazas directas, las cuales presenciaron unos vecinos y aunque de esto hay instauradas en contra de mis agresores varias querellas, las mismas que a más de nueve meses no tienen avance, es por eso que vengo ante usted y me beneficie con mi derecho de audiencia”, señaló en su petición.

Entre los antecedentes que señala se encuentra la demolición por parte de la empresa de un restaurante de su propiedad en la comunidad de Noria de San José, en la zona industrial,  sin ninguna orden o mandato de autoridad competente, pero sí con la participación  de Julio César García Meléndez, funcionario del Gobierno del Estado.

“Pedirle a usted, se vigile que mis garantías constitucionales no sean violadas de nueva cuenta, (tener audiencia) con usted, para que de viva voz le externe los temores fundados a los que se enfrenta la suscrita y mi familia, pues hemos seguido siendo blanco de ataques y amenazas por parte de mis agresores”, le advirtió en su escrito al procurador.

“Estoy temerosa por la integridad física, emocional y material de mi familia y la suscrita”, concluye el texto dirigido a Garza Herrera, a quien seguramente no le llegó según la respuesta que unos días después le hicieron llegar.

Le entregaron un documento en el que se hace constar el trámite que se le dio a su petición, firmado por Alberto Armando Ayala Flores, secretario particular del procurador, con el acuerdo de turnarlo a Aarón Edmundo Castro Sánchez, subprocurador de Procedimientos Jurisdiccionales.

“Para que en el ámbito de sus facultades y atribuciones, previa valoración de las constancias que se envían, instruya lo que en derecho proceda, debiendo notificar directamente al promovente e informar al titular sobre el trámite efectuado, para su seguimiento correspondiente”, se describe en el documento.

En el apartado “Carácter del Trámite”, entre las opciones “ordinario”, “urgente”, “revisión” y “comentar”, aparece una cruz en “ordinario”. La urgencia de la solicitante, tras nueve meses de vivir bajo acoso y haberlo denunciado, sigue siendo para la PGJE un trámite ordinario sin derecho a ser atendido directamente por el destinatario de la petición precisa.

A+