Leticia Vaca

El diputado Pedro César Carrizales Becerra, El Mijis, presentó un punto de acuerdo con el que pide se vigile que se cumplan las medidas sanitarias de la fase tres, como la suspensión de actividades no esenciales por parte de las iglesias y agrupaciones religiosas de la entidad. 

Con el punto de acuerdo de “urgente y obvia resolución”, pide que se exhorte a los titulares del Gobierno del Estado de San Luis Potosí, a la Directora General de los Servicios de Salud, al Comisionado Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, así como a los presidentes de los 58 municipios ayuntamientos para que vigilen y se dé cumplimiento a las medidas sanitarias. 

Ello, para “reducir la movilidad de la población y así evitar la concentración de personas, y mitigar la dispersión y transmisión del virus Covid-19”. 

Carrizales Becerra recordó que el pasado 22 de abril, diferentes medios de comunicación dieron a conocer las declaraciones del vocero del Arzobispado potosino, Juan Jesús Priego Rivera, quien “informó que aunque exista la declaratoria de la fase 3 de la contingencia sanitaria por el Covid-19, las iglesias no van a cerrar, mencionó que se tomarán medidas más estrictas que implican la sana distancia, el gel antibacterial en la entrada así como que no haya más del 20 % del aforo, ya que en palabras del religioso ‘las necesidades espirituales’ también hay que considerarlas esenciales”. 

Sin embargo, el legislador reiteró que en la fase tres el Consejo de Salubridad General aprobó diversas medidas y acciones de control, las cuales implican evitar la concentración de personas.