CaO1AUEVIAA-Zmy

 

Ciudad de México (03 de febrero de 2016).- El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el gobierno federal atenderá las recomendaciones internacionales para prevenir la expansión del virus del zika en el país, por lo que ordenó ampliar las campañas de información y evitar generar pánico en la población.

En Puebla, donde inauguró el Hospital de Traumatología y Ortopedia, el mandatario instruyó a la Secretaría de Salud para estar alerta sobre la información generada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

De acuerdo con el jefe del Ejecutivo, las instituciones de salud del país realizan “una labor preventiva, han formado brigadas para dar atención en zonas donde eventualmente puede haber riesgo y ha llevado a cabo acciones de fumigación y orientación para evitar que eventualmente este virus se llegue a propagar”.

El Presidente recordó que el virus se transmite a través de un mosquito, “que es el mismo transmisor del dengue y del chikungunya, y que son enfermedades que lamentablemente afectan, especialmente, en algunas cosas costeras y zonas tropicales en donde está la presencia de este mosquito”.

Ante las alertas de la OMS sobre su rápida expansión por América Latina y los efectos que podría generar el contagio del virus en mujeres embarazadas, como microcefalia en recién nacidos, el mandatario nacional dijo que ello es “una asociación que, entiendo, no está todavía científicamente probada, pero finalmente corresponderá a los expertos, a la Organización Mundial de la Salud, definir si lo está o no”.

Casos confirmados.

Por su parte, la secretaria de Salud, Mercedes Juan López, confirmó que en México existen 34 casos confirmados de zika y señaló que el gobierno federal inició acciones de vigilancia epidemiológica desde hace un año: “muy especialmente, atención médica oportuna y prenatal a las mujeres embarazadas en los sitios donde pudiera haber esta enfermedad”.

“En el sector salud tenemos trabajando más de un año preparándonos para la llegada de este otro virus, que sus síntomas son muy parecidos al del chikungunya y al del dengue, y que es una enfermedad febril que se cura y no pasa de ahí. El problema es que en Brasil se encontró una asociación, no una evidencia científica todavía, de los casos de microcefalia aparentemente asociada a mujeres embarazadas que estuvieron enfermas de zika”, señaló.

Fuente: 24 Horas.