c94b3e364ba9282c6708e60df16fdf47

Ciudad de México, (25 de marzo).- El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Pedro Pablo Treviño Villarreal, alertó que debido a que la tendencia de los precios del petróleo se mantendrá a la baja es necesario que los gobiernos federal y locales consideren reducir sus gastos sobre todo con miras para 2016.

“Los diferentes niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, tienen que prepararse para gastar menos y mejor en el 2016, con el propósito de que no se genere déficit fiscal”, expresó el diputado priista, al participar en el Foro Internacional sobre Presupuesto Base Cero, que se realiza en San Lázaro.

Treviño Villarreal comentó que el escenario de los precios del petróleo apunta a que continuarán siendo bajos y el entorno internacional presenta un bajo crecimiento.

“Esta situación nos obliga a enfrentar con mesura e inteligencia una serie de determinaciones y, a su vez, nos hace más responsables de la ruta a seguir para consolidar un proyecto económico viable y perdurable”, señaló.

Consideró muy atinado, que el gobierno federal haya realizado un ajuste al gasto, “que no se hace porque se presente un problema en las finanzas públicas, sino para evitar tener un problema en la estabilidad económica y financiera del país”.

“Es un acto de responsabilidad del Ejecutivo federal para enfrentar un escenario de menores ingresos y para garantizar que los recursos públicos se utilicen de manera eficiente y transparente”, agregó.

Destacó que para el 2016 se elaborará un presupuesto con la metodología de base cero, lo que implica, dijo, “revisar completo el presupuesto, la estructura programática, y definir qué programas funcionan, cuáles no están cumpliendo con sus objetivos o no están bien evaluados”.

Así como “qué dependencias del gobierno o qué áreas de la administración pública están duplicando funciones o no cumplen con el objetivo para el que fueron creadas”.

Treviño Villarreal aseveró que se requiere estabilidad macroeconómica y un gobierno que gaste menos y mejor, así como elevar la productividad mejorando el presupuesto a través de diseños, procedimientos y proyecciones elaboradas con base en resultados.

“Hemos aprendido que la estabilidad se construye con responsabilidad fiscal, con una política monetaria autónoma y creíble y que si observamos todas esas medidas, tenemos la gran oportunidad de un crecimiento económico constante, que se verá reflejado en el bolsillo de las familias mexicanas”, concluyó.

Fuete: Excelsior.