Angélica Campillo

Consejeras y consejeros estatales del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en San Luis Potosí están solicitando que se posponga la jornada electoral interna, programada para el próximo domingo 13 de octubre, debido a que, aseguraron, hay incumplimiento a los lineamientos de los estatutos, así como a las bases de la convocatoria.

En rueda de prensa, los consejeros dieron a conocer un posicionamiento en el que se destaca que existe caos y anarquía dentro de Morena, tanto a nivel nacional como en San Luis Potosí, provocado por las principales responsables de la conducción del partido: a nivel nacional, las presidentas del Consejo y del Comité Ejecutivo, Bertha Elena Lujan y Yeidckol Polevnsky, respectivamente. En San Luis Potosí: la presidenta del Consejo Estatal, María Luisa Veloz Silva, y Sergio Serrano Soriano, presidente del Comité Ejecutivo Estatal.

Reiteraron que hay incumplimiento de los lineamientos estatutarios y bases de la convocatoria para la realización de la elección interna de morena a nivel nacional, así como en la de los consejeros y consejeras estatales. De igual forma, indicaron que, a menos de una semana para la elección, no se ha publicado el padrón de afiliados.

Acusaron que, mientras por un lado se exige a los “protagonistas del cambio verdadero”, fundadores de Morena, una serie de requisitos para la verificación en la inclusión en el padrón de afiliados, hasta el momento no se ha subido a la página del partido.

Además, remarcaron que dichos requisitos son difíciles de cumplir para la mayoría de los interesados en participar en la jornada electoral interna, pues hay quienes viven en lugares donde no hay Internet.

Dijeron conocer que, desde hace más de un mes, personas afines a Yeidckol Polevnsky y Bertha Elena Lujan hay visitado casa por casa a los afiliados al partido, tomando ventaja, “en algunos casos, inclusive con el chantaje de favorecer con dádivas o de plano hacer llegar con facilidad los beneficios de los programas de gobierno. Enturbiando aún más con estas actitudes y promesas, el ya cuestionado e impugnado proceso electoral”.

Hicieron un llamado a todas y todos los protagonistas del “cambio verdadero” que no hayan sido excluidos del padrón de afiliados, y a los miembros fundadores del partido, a que acudan a las siete convenciones distritales y, ahora sí, no se equivoquen dándole su confianza y representatividad “a personas irresponsables y egoístas que lo único que buscan es ser logreros de sus muy mezquinos intereses personales y de grupo”, esto ante el “desvirtuado y desventajoso” proceso electoral interno de Morena, sobre todo en San Lis Potosí.

Mencionaron que, debido a ello, lo más conveniente es que se posponga la jornada electoral del próximo domingo 13 de octubre, hasta enero o febrero del próximo año, o antes, si realmente hubiera garantías de transitar por un proceso electoral fuera de toda duda o suspicacia.

De la misma manera, aprovecharon para acusar a Gabino Morales Mendoza, delegado de programas sociales del gobierno federal, de promover a Roxana Hernández Ramírez como dirigente estatal de Morena, sin embargo aseveraron que él, al ser un funcionario, no debe involucrarse en el proceso.

Cabe destacar que dicho posicionamiento fue firmado por los consejeros estatales Aarón Olvera Vanzinni, José Arturo Barrera Botello, Daniel Sánchez Ruíz, Luis Alberto Trejo Salas, Mateo Martínez Rodríguez, Martha Lidia Pérez Herrera, Jesús Cardona Mireles, Yesica Martínez y Octavio García Rivas.