Por Victoriano Martínez

En los últimos meses, la población del estado enfrenta una situación de inseguridad cada vez más alarmante, pero ya no sólo por la proliferación de delitos de todo tipo, con ejecuciones de alto impacto, sino porque parece que los delincuentes son los menos preocupados por tener que huir: quienes huyen y se ocultan son las autoridades responsables de garantizar la seguridad.

El gobernador Juan Manuel Carreras López felicitó públicamente a la Fiscalía General del Estado por haber resuelto el atroz asesinato de Aurelio Gancedo Rodríguez, pero la investigación no pasa la prueba del principio de publicidad y, aunque el Fiscal ofreció que en el juicio oral se conocerían todos los detalles, al final ordenó que se llevaran las audiencias en privado.

Pero si la Fiscalía prefiere ocultar su trabajo, a pesar de presumirlo y del reconocimiento del mandatario estatal, el secretario de Seguridad Pública, Jaime Ernesto Pineda Arteaga, huyó abiertamente de la prensa y, además de no garantizar seguridad a la población, le niega el derecho a saber más sobre su actuación y las razones de la inseguridad.

Los temas de seguridad se darán a conocer a través de comunicados. Fue lo único que Pineda Arteaga dijo a la prensa. Salió por piernas, abordo su vehículo blindado para preguntas incómodas, y huyó…

Desde algún lugar donde no puede ser alcanzado por la impertinencia de quienes le piden cuentas públicas de su actuación, Pineda Arteaga dicta o autoriza los comunicados con los que da a conocer los temas de seguridad. He aquí sobre lo que informa en los correspondientes a los tres últimos días:

Dos de febrero: cinco vehículos asegurados y dos detenidos; un detenido por portación de armas; un detenido por presunto robo a comercio; cinco detenidos por presunto ataque peligroso y posesión de droga, y tres detenidos por posesión de drogas.

El 1 de febrero al parecer descansó.

Viernes 31 de enero: un detenido en posesión de cristal; un detenido por robo a interior de vehículo; mujer detenida por amenazas; cuatro detenidos y cinco unidades aseguradas; la SSP acompaña a los peregrinos a San Juan de los Lagos, y alerta por banda especializada en robar tarjetas de crédito.

Jueves 30 de enero: tres detenidos con 32 dosis de cristal; mujer detenida por agredir con un exacto; mujer detenida con una cachimba y 14 cartuchos útiles; operativo por partico San Luis – Chivas; hombre detenido por violencia familiar; hombre detenido por posesión de drogas, arma y ataque peligroso, y cuatro detenidos y siete vehículos asegurados.

Que haya individuos por ahí con drogas, con armas, algunos robos de vehículos, alguna mujer armada, uno que otro caso de violencia familiar pudiera pensarse que son problemas sí, pero que afortunadamente atiende un titular de la SSP muy responsable, pero, sobre todo, con operativos para un partido de futbol y para acompañar a un grupo de peregrinos.

Son los temas de seguridad relevantes para el secretario de Seguridad Pública. Comparados con los otros, los que preocupan a la población, los temas que lo hacen huir, los de su agenda de comunicados pintan un San Luis Potosí color de rosa, el San Luis en el que vive él junto con el gobernador Carreras López.

¡Qué impertinente resulta que los cuestionen con el negro panorama que, fuera de su escondite, se vive en todo el Estado! ¿Quién no va a huir de quienes se atreven a intentar sacarlo de su mundo feliz, en el que puede hasta sentirse héroe?