Astrolabio

Jaime Nava

Un mes antes de contraer matrimonio con Isabel Cristina Santibáñez Bandala, directora del Instituto de Estudios Judiciales, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos del Poder Judicial del Estado, le fue adjudicado directamente un contrato a su entonces novio, Federico Manuel Echeverri Choux, para el suministro e instalación de iluminación led en el instituto que ella dirige.

El 12 de abril de este año, los integrantes del Comité de Adquisiciones del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado celebraron una reunión extraordinaria en las instalaciones del Instituto de Estudios Judiciales, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos, donde resolvieron diversos procedimientos de adjudicación directa e invitación restringida.

De acuerdo con el acta de la reunión, Federico Manuel Echeverri Choux se presentó al procedimiento PJE-08-2-00-19 con una propuesta económica, pero sin invitación, pues entre sus documentos no se encontró la copia de la carta que se le hace llegar a los proveedores que se convocan a los procedimientos de “invitación restringida”.

En el acta se enlistaron cuatro proveedores más a quienes se les invitó a participar:

  1. Electrotecnia Plus SAPI, S.A. de C.V.
  2. J. Maor Proyectos, Mantenimiento y Servicios Integrales, S. de R.L. de C.V.
  3. Luminarias y Focos Led de México, S.A. de C.V.
  4. Pedro Netzahualpilli Rangel Cupido

Únicamente él y Pedro Netzahualpilli Rangel Cupido postularon sus cotizaciones; sin embargo, ninguno cumplió con todos los requisitos establecidos en las bases, por lo que, al no tener el mínimo de propuestas solventes, el Comité de Adquisiciones declaró desierto el procedimiento de invitación restringida, según se lee en el segundo resolutivo correspondiente al quinto punto del acta.

A pesar de lo anterior, como tercer resolutivo, el Comité de Adquisiciones decidió adjudicar directamente el contrato con valor de 201 mil 278 pesos, IVA incluido, a Federico Manuel Echeverri Choux con el argumento de que “sus precios se encuentran dentro de los que se rigen en el mercado” y de que se trataba del segundo procedimiento de invitación restringida que declaraban desierto, por lo que, de acuerdo con la fracción IV del artículo 26 de la Ley de Adquisiciones, ya podían adjudicarlo directamente.

Cuatro días después, el 16 de abril, el magistrado y presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Juan Paulo Almazán Cué, firmó el contrato PJE-SERV-051-19 en representación del Poder Judicial del Estado, en él aparece como “prestador de servicio” Federico Manuel Echeverri Choux, quien manifestó que su principal actividad es el comercio al por menor de computadoras y sus accesorios, pero se obligó a proporcionar e instalar interruptores, canalizado con tubería y cambios de plafones en el Instituto de Estudios Judiciales.

Federico Manuel Echeverri Choux e Isabel Cristina Santibáñez Bandala se casaron en mayo de este año en la parroquia de la Sagrada Familia de Nazareth, según diversos medios de comunicación que cubrieron la ceremonia.

A+