Leticia Vaca

Pese a que los policías de la entidad potosina son los que reciben un mejor salario en comparación con otros estados, se concentran serias deficiencias que se demuestran con los pésimos resultados que da a conocer el Sistema Nacional de Seguridad Pública, evidenció el diputado panista Rubén Guajardo Barrera, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado.

El legislador señaló que San Luis Potosí es la quinta entidad más peligrosa para transportistas, de acuerdo con las cifras que arroja la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública a través del Diagnóstico de Seguridad en las Entidades Federativas que evalúa el periodo que comprende los meses de enero a octubre de 2019.

El estudio, indicó, reporta que San Luis Potosí se encuentra en la posición 22 de homicidios dolosos y en el décimo octavo lugar con más robos de automóviles, y añadió que la tasa de robo por cada cien mil habitantes es de 64.7.

En este diagnóstico, dijo, también se refleja la desconfianza hacia las corporaciones policíacas que se encuentran en una muy mala condición: “los potosinos no creen en su policía estatal en un 53.6 por ciento, es decir, seis de cada diez de 18 años y más, identifica a la corporación como ineficaz”. 

Advirtió que estas cifras provocan dudas de la actuación de las cabezas del gabinete de seguridad, “que no pueden generar estrategias suficientes que mitiguen los hechos delictivos que el mismo Sistema Nacional de Seguridad reporta que ocurren aquí; la sociedad exige más que nunca de la atención oportuna a estos fenómenos, de lo contrario estamos a punto de caer como otros Estados que no tienen gobernabilidad y que están en manos de la criminalidad”.