Astrolabio

Angélica Campillo

Policías jubilados adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) cerraron las instalaciones de la dependencia, debido a su inconformidad porque no han recibido su pago y diversas prestaciones correspondientes.

Al respecto, Jesús Luévano Rivera, representante legal de la Asociación de Pensionados y Jubilados, refirió que este viernes 10 de enero por la mañana sostuvieron una reunión con el titular de la SSPE, Jaime Ernesto Pineda Arteaga, en donde supuestamente se les iban a resolver las demandas que habían planteado desde hace un año al gobernador Juan Manuel Carreras López, pero no obtuvieron respuesta favorable.

En este contexto, aseveró que durante este periodo incluso uno de sus compañeros falleció, y al solicitar una ambulancia a la SSPE, ésta les fue negada; de igual forma comentó que durante una manifestación, una de sus compañeras se enfermó, y solicitaron el apoyo a la dependencia, pero también les fue negado.

Apuntó que están solicitando que se homologue al cien por ciento de los elementos, y que se les pague a los oficiales incapacitados a quienes se les suspendió el pago y el seguro social; mencionó que incluso el titular de la SSPE presume que la corporación es la número uno a nivel nacional y la mejor pagada, cuando esas afirmaciones distan de la realidad: “les cobran a los elementos por la homologación de grados, a través de una red de corrupción… ya están denunciados. Les están vendiendo certificados falsos a los cadetes, les cobran por ingresar a la Academia”.

Por separado, Roberto Javier de la Rosa, ex comandante de Seguridad Pública del Estado, dijo que al interior de la corporación hay delitos de corrupción, violación a las garantías individuales, amenazas, cambios injustificados, no hay pago de pensión ni de viudez, tampoco pagan por orfandad, y no quieren reconocer sus derechos. Agregó que incluso hay casos de acoso sexual tanto hacia hombres como hacia mujeres policías.

Minutos después, el director de la SSPE, Carlos Arturo Landeros Hernández arribó al lugar acompañado de varios oficiales, pero aseguró que no era para confrontar a los manifestantes, sino que llegaron a la dependencia porque es su lugar de trabajo.

El director de la SSPE invitó a los manifestantes a una mesa de trabajo para dar solución a sus demandas, aunque señaló que no era su facultad homologar a los oficiales, como lo estaban exigiendo, sin embargo los policías jubilados se negaron a la entablar una nueva reunión al aseverar que de esa forma no serían resueltas sus exigencias.

Cuestionado por la prensa sobre la situación, Landeros Hernández declaró que “ya veremos qué va a pasar”, pero recalcó que no habría confrontación con los manifestantes, porque “nosotros no estamos para agredir a nadie”.

Luego de ello las puertas de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal fueron abiertas, y adentro ya se encontraban policías resguardando el edificio, por lo que los inconformes disolvieron la manifestación y procedieron a bloquear el Eje Vial, a la altura de la calle Insurgentes.

Los manifestantes dijeron no querer afectar a la ciudadanía, pero tomaron esa determinación debido a que fueron privados de su derecho a una manifestación pacífica a las afueras de la SSPE; aseveraron que continuarían con el bloqueo hasta que reciban soluciones favorables a sus exigencias.

Además, hicieron un llamado al gobernador y solicitaron la destitución del secretario y del director de la SSPE, ya que no los han apoyado: “Ojalá estas personas se pusieran a trabajar para que dejen de violentar nuestros derechos”, enfatizaron.

Cabe destacar que entre los manifestantes se encuentran jubilados y pensionados tanto del Poder Judicial, como ministerios públicos, custodios y policías.

A+