Ciudad de México, (27 de abril de 2015).- Tras el impacto por el suicidio de Saywer Sweeten, quien saltara a la fama gracias a la serie Todo mundo quiere a Raymond, comienzan a surgir detalles sobre la vida del joven de 19 años y las posibles causas que lo llevaron a la muerte.

Serie de televisión, Todo mundo quiere a Raymond.

 

 

Entre 1996 y 2005, el joven alcanzó el éxito junto a su hermano gemelo Sullivan y su hermana Madylin en la serie de televisión, como hijos del protagonista Ray Barone.

Sin embargo, de acuerdo con una fuente consultada por Radar Online, tras el fin de la serie las cosas no resultaron tan bien para los hermanos.

“Sawyer, Sullivan y Madylin tuvieron una época difícil para encontrar trabajo porque fueron encasillados como los niños Barone por casi una década. Como sea, todos tenían mucho dinero y una vida resuelta por la popularidad del programa”.

La misma persona indicó que Sawyer tenía problemas mucho más profundos. “Siempre estaba un poco distante, pero parecía que de una manera muy inofensiva. Era tímido, reservado, un joven tranquilo”.

Las personas cercanas al joven recibieron un golpe muy fuerte, porque no había signos reales de que la tragedia fuera a ocurrir. El actor vivía en Los Ángeles con su gemelo y estaba feliz de visitar a su familia en Texas, pues era muy cercano a ellos.

El Debate

Leave a Reply