Angélica Campillo

Por segundo día consecutivo, San Luis Potosí presentó cifras bajas de COVID-19, de acuerdo con información del Comité Estatal para la Seguridad en Salud; se reportaron 12 casos nuevos y cinco defunciones.

El titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Miguel Ángel Lutzow Steiner refirió que las cifras bajas que se están presentando están directamente relacionadas al proceso de atención médica que disminuye normalmente los fines de semana, “esto no es nuevo, hay un cambio en el comportamiento de la población con relación a las festividades como la de semana santa, la gente no va a atenderse, disminuye la demanda, se quedan en casa, no quieren echar a perder la convivencia familiar y por eso no demandan atención médica y por lo tanto disminuyeron las pruebas que se efectuaron en estos últimos días. Pero no hay que confiarnos, la epidemia continúa”.

Los 12 casos nuevos de COVID-19 corresponden a tres mujeres y nueve hombres; que se encuentran en el rango de edad de 17 a 86 años; el tipo de exposición de los 12 fue por transmisión local; el inicio de síntomas de todos ellos fue del 17 al 31 de marzo del 2021; seis tienen su residencia en San Luis Potosí, uno en Matehuala, uno en Vanegas, dos en Villa de Arraiga, uno en Axtla de Terrazas y uno en Xilitla.

Las cinco nuevas defunciones corresponden a tres mujeres y dos hombres; mismos que se encontraban en el rango de edad de 40 a 80 años; todos ellos tenían su residencia en la ciudad de San Luis Potosí; los factores de riesgo con los que contaban tres de ellos fueron la edad, tres obesidad, dos diabetes mellitus, dos hipertensión arterial y uno tabaquismo.

Hay 176 personas con enfermedades respiratorias internadas en los hospitales COVID-19 y mixtos de San Luis Potosí, seis menos que en el reporte de ayer, de las cuales: 44 se encuentran estables, 88 graves, mientras que hay 44 pacientes intubados.