Abelardo Medellín

La madrugada de este lunes 12 de octubre, paramédicos de la Cruz Roja auxiliaron en Matehuala a una mujer de 26 años, quien fuera robada, golpeada y abusada sexualmente por presuntos elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes la abandonaron, casi inconsciente, en la zona centro de la ciudad.

Según declaró la mujer a los paramédicos que la atendieron, ella salía de su trabajo, ubicado en la carretera 57, cuando una unidad “de soldados”, con el número de identificación 3011, se acercó a ella; del vehículo bajaron elementos que la cubrieron del rostro, la subieron al vehículo y la llevaron a una zona despoblada, donde le quitaron sus pertenencias, la ultrajaron y, según las declaraciones de la víctima, fue obligada a sostener relaciones sexuales con varios elementos.

La joven señaló que el principal agresor habría sido un soldado que el resto de los elementos llamaban El Negro.

Tras el ultraje, la víctima fue abandonada durante la madrugada en la calle de Regules, donde se intercepta con la calle Independencia; a la una de la madrugada, el número de emergencia 911 recibió la denuncia anónima sobre la mujer que estaba en claro estado de shock tirada en la banqueta, por lo que fueron al lugar elementos de la Policía Municipal, quienes encontraron a la joven con la ropa rasgada y lesiones visibles en todo el cuerpo.

En un video difundido en medios locales del momento en que la víctima es auxiliada por paramédicos, se puede escuchar a la joven decir que sus atacantes le “hicieron hacer un montón de cosas” y después explicar que le robaron todo el dinero que necesitaba, pues es madre de dos niñas.

En otro momento, los paramédicos intentan que la víctima dé información sobre algún contacto o familiar que pueda acompañarla en el traslado, sin embargo la joven, de 26 años de edada, explica que no recuerda el número de su madre y que todos sus contactos se encontraban en el celular que le quitaron los atacantes.

En la grabación la víctima explica también que los elementos que abusaron de ella la amenazaron incluso de muerte.

Tras la atención que brindaron los paramédicos la víctima fue trasladada al Hospital General de Matehuala donde en estos momentos se recupera del ataque.