POR: ASTROLABIO

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso del Estado, respaldó la propuesta del gobernador Fernando Toranzo Fernández, de no incluir en la Ley de Ingresos del 2015, el cobro del Impuesto sobre la Tenencia y el Uso de Vehículos, como una medida para apoyar la economía de miles de potosinos, sin afectar la capacidad financiera y presupuestal del Gobierno.

“Es una excelente decisión la que toma el Ejecutivo, pues desde el año pasado en pláticas de los diputados con el gobernador, ésta era la finalidad, pero no podíamos quitarle al Estado la entrada de recursos vía este impuesto, cuando se enfrentaban cargas de deuda pública heredadas de otras administraciones y por ello fue paulatina la reducción de la tenencia”, indicó Rosa María Huerta Valdéz, coordinadora del PRI en el Legislativo.

Indicó que la decisión del gobernador Fernando Toranzo es además inteligente y buscando siempre el respeto a la ley, pues al presentar el Ejecutivo esta iniciativa, no le permite a ningún partido o grupo usar el tema como bandera política.

Por su parte, el diputado Fernando Pérez Espinosa, presidente de la Directiva del Congreso del Estado, reconoció la madurez y firmeza en la decisión de eliminar el cobro de tenencia vehicular, pues desde este año ya se beneficiaba a las personas que poseen vehículos con un valor menor a 200 mil pesos y ahora, con esta medida tomada por el Poder Ejecutivo del Estado, se beneficiará a 81 mil 396 propietarios de vehículos que ya recibían un subsidio parcial y a 607 mil dueños de unidades que están al corriente en el pago del impuesto.

“Reconocemos la decisión del Ejecutivo y la respaldamos en el Congreso, porque además, demuestra que se mantendrá el equilibrio democrático, en que nadie usará esto como bandera política, ningún partido, ni grupo político”, subrayó Pérez Espinosa.

La diputada Ruth Tiscareño, indicó que para San Luis Potosí, se abre un mejor panorama financiero, sobre todo en el nuevo esquema de la ley hacendaria y social que impulsó el presidente Enrique Peña Nieto y que otorga mayores recursos a los estados. Además, agregó la legisladora, en ese contexto se previene que en el mediano plazo aumenten de forma paulatina los recursos a los estados.

El legislador Federico Badillo Anguiano reconoció la visión del gobernador para ir disminuyendo de manera gradual este impuesto y finalmente llegar a la derogación del mismo, sin afectar de golpe las finanzas estatales.