Astrolabio

Angélica Campillo

El secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, justificó el retraso en la entrega de la obra del Distribuidor Juárez al señalar que se presentaron problemas durante el desarrollo del proyecto, aunque aclaró que no fueron asuntos de liquidez o de pago.

El funcionario estatal comentó que había un amparo relacionado con el proyecto de los nuevos brazos del Distribuidor Juárez, y aunque ello no suspendía la obra, por respeto a los propietarios decidieron detener los trabajos hasta llegar a un acuerdo, pero reiteró que no se debió a morosidad o a incapacidad de la Junta Estatal de Caminos (JEC).

En ese sentido, explicó que, aparentemente, unas columnas del proyecto estaban tocando parte de la propiedad de particulares, por lo que se está realizando un avalúo para calcular su valor y poder pagarlo como marca la ley.

Asimismo, refirió que anteriormente tuvieron otro problema con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), puesto que no conectaba la energía, sin embargo esto ya quedó resuelto.

“Era un problema de un derecho de uso de suelo que aparentemente pertenece a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), pero no estaba muy comprobado, pero para no entrar en un litigio preferimos llegar a un acuerdo, y eso nos alargó más de un mes”, argumentó.

Finalmente, Leal Tovías dijo desconocer la fecha exacta de entrega de la obra de los brazos del Distribuidor Juárez, pero manifestó que lo importante es que quede bien: “lo que veo de las últimas tres semanas para acá, un gran avance en el trabajo que están haciendo a marchas forzadas. Ojalá se pueda terminar este fin de semana, pero no lo puedo asegurar”.

Cabe recordar que, en declaraciones anteriores, el titular de la JEC, Marco Rosales Vega, aseguró que el proyecto de los nuevos brazos del Distribuidor Juárez sería entregado el 22 de diciembre pasado, situación que no se cumplió.

A+