11

Buenos Aires, Argentina, (6 de Abril).- Los policías de la provincia argentina de Catamarca ya no podrán enviar mensajes de texto o chatear mientras hacen guardias ya que se les ha prohibido el uso de teléfonos móviles para evitar distracciones, informó ayer la prensa local.

Según la reglamentación el uso de teléfonos móviles “provoca falta de atención y es visto como signo de desinterés y falta de compromiso con la tareas de vigilancia”.

La disposición alcanza a policías y también a los efectivos del servicio penitenciario.

El gobierno catamarqueño busca que el personal policial “esté atento, predispuesto, proactivo y presto a anticiparse a la comisión de una contravención, delito o motín”, y considera que el teléfono conspira contra ello.

“La atención dispensaba por los agentes a sus celulares genera sentimientos de rechazo, enojo y hasta fastidio por parte del ciudadano y de los internos (encarcelados) que reclaman protección y cuidado”, sostiene el texto de la reglamentación.

Catamarca se suma así a otras provincias argentinas, como Córdoba y Salta donde también se han dispuesto medidas restrictivas similares.

Al margen de la ley

El 79 por ciento de los argentinos cree que su país “vive la mayor parte del tiempo fuera de la ley”, según un sondeo difundido ayer.

Los que más violan las leyes, según 74 por ciento, son los políticos, seguidos por los policías, sostiene la encuesta de Poliarquía Consultores e IDEA Internacional sobre el vínculo de los argentinos con la ley, las instituciones y los poderes del Estado publicada ayer por el diario La Nación.

El 33 por ciento consideró que la tendencia a no respetar las leyes tiene que ver con que el sistema judicial funciona mal, mientras otro 30% lo atribuyó al “mal comportamiento humano” y 17 por ciento lo vinculó con fallas en el sistema de castigo.

No obstante, 43% de los consultados admitió que estaría dispuesto a ir en contra de las normas si creyera que tiene razón.

Respecto de la justicia, 60 por ciento opinó que los jueces no son independientes, y 75 por ciento consideró que los legisladores toman decisiones pensando poco o nada en la gente.

Fuente: Excélsior

Leave a Reply