unnamed

Por: Redacción / San Luis Potosí, México (30 de abril).- En el marco del día del niño, Rubén Guajardo Barrera explica que “Son más de 200 mil niños potosinos los que abandonaron los juegos y las risas por un trabajo en el que ni siquiera perciben un salario, lo que nos coloca como la entidad número ocho a nivel nacional con esta problemática”, informó el candidato a Diputado Federal por el VI Distrito del PAN.

El aspirante a la curul de San Lázaro propone exigir que se cumplan los derechos de los niños, mediante la armonización de las leyes federales y estatales, ya que las estadísticas indican que para finales del año pasado, un 75.8% de menores potosinos de entre 5 y 17 años realizan a diario actividades laborales de apoyo, como comercio, trabajo en campo, servicios personales, elaboración de artesanías o en trabajos domésticos.

Por estos trabajos, el 45.9% no recibe un salario; 4.7% de ellos ha tenido un accidente o lesión durante la jornada, el 6.2% labora en sitios no apropiados y un 37.5% no asiste a la escuela.

“Estas estadísticas ponen en evidencia que México ha fallado en la ejecución de la Convención sobre los Derechos de los niños, donde es obligación del Estado protegerlos y promover su derecho a crecer y desarrollar plenamente su potencial; pero se ha tolerado que vivan en constante riesgo, y realicen trabajos que son propios de adultos”, asevera Guajardo, por lo que coincide con organismos como la Agencia de Naciones Unidas (UNICEF) para que exista un nuevo modo de pensar y actuar para dar respuesta a estos retos, ayudando a los niños.

Señala que tras sus recorridos por colonias del distrito donde habita, ha sido testigo de pequeños que trabajan en las aceras, limpiando vidrios, vendiendo dulces u otras mercancías, e incluso metidos en actividades delincuenciales, por lo que pretende ser voz en el Congreso de la Unión que promueva la mayor gestión de recursos posibles para la entidad potosina, que ayuden a los programas del sector y que saquen a los niños de ese infierno para regresarlos a la comodidad de sus hogares.