Leticia Vaca

“La técnica legislativa es muy importante para evitar con una figura como esta que llegue a complicar más el acceso de justicia a las mujeres”, advirtió el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jorge Andrés López Espinosa, respecto a la iniciativa que presentó ante el Pleno el día de ayer el diputado Cándido Ochoa Rojas, con la que propuso que sea considerado como acoso sexual y hostigamiento cuando alguien invite a salir por segunda ocasión a otra persona. 

Desde un punto de vista jurídico, explicó, la iniciativa puede carecer de un elemento esencial que tiene que ver “con las dos tipificaciones que es el tema del acoso y del hostigamiento sexual, que es un principio jurídico denominado Quid Pro Cuo, el cual tiene que ver con una especie de chantaje que vaya implícito para poder considerarlo como acoso”. 

Cuando se abre una carpeta de investigación, indicó, ésta debe de ir integrada con elementos objetivos que nacen de la propia redacción del tipo penal, y “cuando esto no queda muy claro, lejos de ser una ayuda puede ser una complicación más para las mujeres que buscan justicia”. 

Pese a que dijo que la propuesta de Ochoa Rojas podría estar bien intencionada, puntualizó que “hay que mejorarla muchísimo, precisamente para darle estos ingredientes de principios de naturaleza jurídica como el Quid Pro Cuo”, insistió.

En ese contexto, López Espinosa reiteró que aunque la iniciativa puede ser positiva, debe mejorarse y se dijo con la disposición para que desde la CEDH se emita una opinión previa a su aprobación. 

Agregó que la reforma planteada debe traducirse a la realidad, para que cuando se presente una denuncia “haya elementos sólidos que la Fiscalía pueda tener para llevar ante un juez, y sobre todo que tome en cuenta estos elementos como el Quid Pro Cuo que es muy importante en este tipo de delitos, en esa medida tendríamos una mejor integración de carpetas de investigación y por supuesto mejores resultados en beneficio de las víctimas”.