Descendiente de comuneros presenta proyecto en once puntos

Por Victoriano Martínez

Los ejidatarios y comuneros de la Sierra de San Miguelito (SSM) enfrentan acciones de despojo por parte de empresas inmobiliarias que les ofrecen “salir de pobres” y al final sólo se apropian de sus tierras para hacer negocio sin ningún beneficio para ellos, cuando hay alternativas mucho más benéficas, quedó expuesto la noche del viernes en el Foro Jóvenes y sociedad por la SSM.

Realizado de manera virtual, a través de la plataforma de Facebook, en el foro participaron Vladimir Marco Blanco López, del colectivo Defensores de la SSM, Claudia Hernández Herrera, de Guardianes de la SSM, Gabriela Aguirre García, economista por la UAM-Xochimilco, y José Corpus Salazar, del Frente Amplio Opositor y descendiente de comuneros de San Juan de Guadalupe.

“La Sierra de San Miguelito nos podría dar, económicamente hablando, muchísimo más que si se entrega a los particulares, porque al entregarse a los particulares el negocio sólo va a ser para ellos y no para la comunidad”, expresó Corpus Salazar.

Recordó que los negocios particulares en tierras comunales y ejidales comenzaron con la apropiación de terrenos del Ejido La Garita de Jalisco al poniente de la ciudad, y ahora pretenden un desarrollo dentro de San Juan de Guadalupe para conectar con el de Gran Peñón, donde particulares prácticamente despojaron a los ejidatarios de El Aguaje.

“He platicado con gente de ahí de ese Ejido y me dicen ‘a mí me dieron para comprar 20 borregas, me dejaron un pedazo de tierra de 20 por 20 y eso fue todo lo que me dieron’. Entonces es muy triste escuchar que ellos ya perdieron su tierra y que otras personas están disfrutando de lo que va a generar su tierra”, dijo.

Agregó que del otro lado, en el Ejido Rodrigo de Villa de Reyes, con maniobras de corrupción iniciadas desde 2015 se cambió el uso de suelo para abrir paso al proyecto de Ciudad Maderas. Informó que un grupo de 20 ejidatarios iniciaron una demanda por despojo, pero en el Tribunal Agrario no le han dado trámite, lo que es señal que la corrupción alcanzó hasta esos niveles.

Corpus Salazar comentó que la apropiación de los predios por parte de particulares pretende conectarse por toda la Sierra a través de esos cuatro ejidos y comunidades, en todos los casos con el falso argumento de llevarles desarrollo, ya que éste sólo se circunscribe a sus proyectos inmobiliarios.

“El desarrollo solamente es en 2 mil 69 hectáreas para lo que los empresarios llaman el Nuevo San Luis”, indicó para el caso de San Juan de Guadalupe en donde, mencionó, los empresarios nunca realizan ni anuncian obras de apoyo al resto de la Comunidad.

Estimó que los empresarios no sólo han despojado a los comuneros y los han comprometido con préstamos, sino que los han engañado porque tienen documentado que es mucho más lo que los empresarios adeudan a los comuneros que al revés, porque hasta mantienen invadidas ilegalmente al menos 40 hectáreas.

El descendiente de comuneros de San Juan de Guadalupe expuso en proyecto de once puntos mediante el que se demuestra que esa Comunidad puede lograr mejores beneficios que los que falsamente les ofrecen los empresarios inmobiliarios, con la ventaja que se respetan los servicios ecológicos que presta la SSM a la ciudad.

Estos son los puntos presentados durante el Foro por Corpus Salazar:

Propuesta para la Comunidad de San Juan de Guadalupe y sus anexos Tierra Blanca y San Miguelito, desglosada en 11 ejes generales:

  1. Crear un proyecto turístico y ecológico, sustentable y viable, administrado por los propios comuneros y sus familias.
  2. Suscribir convenios y acuerdos con el nuevo gobierno federal, estableciendo con ello nuestra incorporación a un nuevo pacto agrario, generando el objetivo para que nuestros comuneros y sus familias accedan a programas sociales y proyectos de desarrollo que mejoren el nivel de vida de todos, sin intermediarios ni manipulación alguna.
  3. Exigir el pago al gobierno federal de la expropiación a favor de la CORETT del año de 1993, con precios actualizados y con trámites ágiles y transparentes.
  4. Restituir a la comunidad el área de cuarenta hectáreas invadidas por la empresa Desarrollo del Pedregal y/o Peña Blanca, que indebidamente mantienen en posesión para beneficio particular y comercial.
  5. Establecer mecanismos de consulta pública, información y participación al interior de esta comunidad, respecto a cualquier obra de infraestructura que pueda afectarle desde el punto de vista territorial y/o ambiental.
  6. Exigir el equipamiento urbano sin condicionamiento económico y político, de nuestras áreas urbanas.
  7. Exigir y obligar el pago de adeudos de parte del Gobierno del Estado y otras instituciones que le deben a nuestra Comunidad, como es el caso del tramo del Boulevard Rocha Cordero y diferentes superficies relacionadas con “La Ladrillera”, “Casa Blanca” y diversas áreas.
  8. Liberar a la Comunidad de cualquier compromiso y deuda generada por diversas administraciones de la representación comunal, a partir de nulificar actos ilegales sustentados en la manipulación de la necesidad y carencias de los comuneros.
  9. Rechazo absoluto al proyecto inmobiliario Reserva, Cañadas o Espacios en el Horizonte.
  10. Reforma al Estatuto Comunal para fortalecer la participación en decisiones y acciones de interés general, suprimiendo además todo lo que implique mecanismos de coerción y represión jurídica.
  11. Establecer una lotificación específica para comuneros, hijos y sucesores de comuneros, en logares que no afecten el área natural, como pueden ser las zonas debajo del Libramiento, así como las conocidas como los “7 campos”.

https://www.facebook.com/watch/live/?v=1140726639616176&ref=watch_permalink