Astrolabio

giphy

 

Los Ángeles, Estados Unidos (11 de marzo de 2016).- Considerado como el Caballero Dragón, aunque ni él mismo lo cree, “Po”está de regreso en “Kung Fu Panda 3”. En esta nueva entrega de Dreamworks, el personaje principal se enfrentará a nuevas aventuras, así como a algunos dilemas: su padre biológico ha reaparecido, un nuevo villano acecha el bienestar de todos y, por si fuera poco, el protagonista no sabe responder a la pregunta “¿Quién soy ?” En un hecho poco usual, el que los actores de doblaje en inglés y español convivan en un sólo punto, tanto Jack Black y Omar Chaparro, caracterizados por su vis cómica, compartieron en el corazón de Beverly Hills algunos de los elementos que rigen esta cinta animada, en la que ambos enfatizaron el valor de su familia en sus respectivas carreras, así como la relación padre e hijo.

“En alguna ocasión, mi padre vino a verme a mi lugar de trabajo cuando hacía teatro. Él no es un actor, no sabía nada de la industria, no me ayudó en ese sentido, pero pudo ver mi actuación y me dio ideas: haz esto, haz aquello. Creo que él quería ser actor, tal vez secretamente, él nunca me dijo esto, pero podía notar cierto deseo. Eso era algo bueno para mí, él vivía un poco a través de mí, en cierto modo. Por otro lado, mi esposa es muy divertida en un sentido diferente a mí. A veces le digo: quisiera decir algo divertido aquí, pero no me sale. De repente llega ella y es brillante. Ella me ayuda a veces cuando estoy atorado, puede hacer cosas que yo no”, contó Jack Black

“De no ser por mi familia, sería un vagabundo. Mi familia es todo, es mi apoyo y mi mejor consejera”, acotó por su parte Omar Chaparro.

La negativa de aceptarse tal como uno es, luego de algunas humillaciones y sobre todo de no creer en uno mismo, es otra de las vertientes exploradas en la cinta, claro, con su respectivo sentido del humor. En el caso de Po, el personaje intentará ser alguien más, para así conseguir el triunfo, sin embargo, el panda no es el único que ha utilizado la imitación para poder conseguir éxito.

“Cuando empiezas a imitar a otros actores, tienes a tus hé- roes, así es como se empieza. Cuando era joven, mi actor favorito era John Malkovich, era uno de esos actores de verdad. Era de esas personas que en mi tiempo, por ahí de 1988 o 1989, era el mejor actor en teatro en Estados Unidos. Así que parte de mi actuación y de la de muchos más era una especie de imitación de John Malkovich; con el paso del tiempo hallas, espero, tu propia voz. Llegas a ser tú mismo, esa es la única manera, yo creo, de hallar tu propia forma. No puedes pasarte la vida imitando a otras personas, no puedes hacerlo, pues si lo haces, no llegarás muy lejos”, resaltó Black.

A Chaparro le ha pasado igual, que hay personas que admiras y tratas de imitar, inconscientemente. En su caso, ha sido Pedro Infante y Bruce Lee.

“He tratado de hacer mi propio camino”, mencionó.

 

1406705

 

Respetando el doblaje.

El personaje de Po está hecho a la medida de Jack Black, la animación se hizo en función de su personalidad y fisonomía, sin embargo, desde la primera cinta, Chaparro también ha prestado su voz a tan carismático personaje. Con base en el respeto que Omar ha tenido hacia el doblaje de Black, el conductor de Ya párate dio algunas impresiones.

No hay otra manera de hacerlo sino con puro respeto, un trabajo tan bien hecho, un trabajo tan perfecto, y vaya que él lo comenzó desde el principio. Tú ves al panda y es Jack Black, debes de trabajar con mucho cuidado, con pincitas para hacerlo con honor, sobre todo que la gente se olvide que Omar Chaparro está doblando la voz, simplemente meterte en el personaje, para hacerlo hay que ser muy sutil. Respetando el guión y lo que está detrás”, dijo.

En medio de las risas y los jugueteos de ambos actores, Chaparro aprovechó la ocasión para darle un consejo a Jack Black, quien en últimos años ha hecho un esfuerzo por aprender español.

“Le aconsejaría que tratara de hacer cintas en las dos versiones: español e inglés, sobre todo en español latino. En el mundo del cine, el español está creciendo mucho, tienes que estar envuelto en ello”, dijo.

Acto seguido, y mostrando camaradería con el conductor de Sabadazo, el protagonista de Escuela de Rock aceptó la invitación de Chaparro.

Eso realmente ayudaría a mi español. A la mejor hasta podríamos rodar una cinta juntos, hagá- moslo. La titularíamos Compadres 2”, concluyó.

Fuente: Excélsior.

Leave a Reply

A+